son los días que faltan para poder pasear sin mascarilla por la calle al aire libre.
Seamos responsables.

jueves, 29 de mayo de 2008

El dedo que señala el bosque y el que se queda mirando al dedo

Vaya temporada la que llevamos con el tema de la consulta por aquí y los malos rollos por allá.

¡Por fin!, ya sabemos cuales son las preguntas que desde el Gobierno están tan interesados en que respondamos. O en que tengamos derecho a responder. O en lo que sea. El caso es que me he quedado de piedra al conocer las preguntas. Porque ...

Las dos preguntas de la consulta, en el caso de que se hiciera o hiciese, serían:

1. Pregunta :

"¿Está usted de acuerdo en apoyar un proceso de final dialogado de la violencia si previamente ETA manifiesta de forma inequívoca su voluntad de poner fin a la misma de una vez y para siempre?".

-Respuesta de la gran mayoría de vascos, y vascas, estén o no estén de acuerdo con la consulta:

Lo que queremos es que dejen de hacer el hijo puta de una santa vez. ¡Que se rindan, que se disuelvan, que se diluyan, que se reconviertan, que hagan lo que se les ponga en la punta ... , pero que nos dejen en paz, que no den el coñazo, que sean normales, como los demás, que entreguen las armas, que reconozcan que se han equivocado claramente, y que acepten becas de estudio en Cornanbuco, porque no esperaran volver a vivir ni en la escalera ni en el barrio del que han asesinado ¿no?. Y que si para todo eso hay que hablar, ¡pues claro! ¡Se habla! Todos los partidos políticos, cuando han creído cercano ese momento, lo han hecho, luego la pregunta sobra, porque todos, y todas, estamos de acuerdo en que, llegado el momento, hay que hablar. ¡Evidente! Y depende a quien hayamos elegido para estar en el gobierno llegado el momento, se hablaran de unas cosas, o de otras.

Conclusión: Sobra la pregunta, porque la respuesta es obvia.

2. Pregunta:

"¿Está usted de acuerdo en que los partidos vascos sin exclusiones inicien un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo democrático sobre el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco y que dicho acuerdo sea sometido a referéndum antes de que finalice el año 2010?"

-Respuesta de la gran mayoría de vascos, y vascas, estén o no estén de acuerdo con la consulta:

Pues miren ustedes, tenemos problemas mas importantes que ese, pero agradeciendo y aprovechando que nos hacen esa pregunta, le diremos que, puesto que creemos en el sistema democrático, damos por hecho que aceptamos y queremos que los partidos que elegimos cada cierto tiempo, hablen entre ellos, se dejen de milongas, y tomen los acuerdos que sean necesarios para que cada vez nos queramos mas y seamos mas felices. Que se acuerda una nueva relectura del estatuto, estupendo. Que se acuerda un nuevo estatuto, genial. Que una vez que la gran mayoría de los partidos se ponen de acuerdo ( y aquí no valen ni cincuenta y unos ni cincuenta y cincos ), nos quieren preguntar por aquello de que queda bonito ver como todos les aplaudimos y les damos la razón por el trabajo bien hecho, pues ¡miel sobre hojuelas!

Conclusión: Sobra la pregunta, porque la respuesta es obvia.

Y terminado el asunto relacionado a las preguntas y respuestas, una afirmación que he oído hoy en relación al tema ha sido: "Estamos convencidos de que no habrá ningún partido político que se niegue a .... "

Reconozco que me ha sorprendido, y preocupado, porque si algo está claro desde el principio es que nadie que oiga y entienda lo que dicen los demás, desde que empezó esta historia, puede hacer esa afirmación anterior. Todo el mundo sabe que desde el principio, sí, desde el principio, el 49% dijo que no iba a jugar, por lo que a nadie, repito, a nadie le puede extrañar que, puesto que ellos también saben sobradamente jugar a ser cabezones, sigan, erre que erre, diciendo que como no se les ha incluido en la elaboración del pastel, pues que no quieren participar en su degustación.

No se si soy demasiado raro pero, un poquito, les entiendo. Yo tampoco comería a gusto un pastel en el que no he participado, por las razones que sean, en su elaboración.

En fin, que en esto de la consulta, cada vez me acuerdo mas del dedo, del bosque y del simpático que se queda mirando al dedo que señala al bosque.

Los problemas reales diarios y cotidianos, los mega-hipotético-filosófico problemas, y usted o yo para quedarnos mirando una cosa u otra.