Hay personas que tropiezan dos y tres veces por una misma piedra.
Luego los hay que a la tercera dan un paso más, para evadirla.
Otra minoridad termina a la primera quitando la piedra para que no tropiece nadie que venga detrás.
Pero si vas a Madrid, verás a muchos "cojos/as" con muletas diciendo que las piedras son libres de estar donde están.

sábado, 24 de mayo de 2008

¿Quién es el verdadero "enemigo" político?

Frecuentemente, en todos los partidos, incluso en los que parecía que nunca iban a vivir determinadas situaciones, ocurre que tanto líderes como afiliación de base, pierden el norte y, movidos por intereses menos confesables, actúan contra sus propios compañeros y compañeras de partido peor que si fuesen enemigos del mas opuesto partido del arco parlamentario.

Y eso, siempre pasa factura.