Hay personas que tropiezan dos y tres veces por una misma piedra.
Luego los hay que a la tercera dan un paso más, para evadirla.
Otra minoridad termina a la primera quitando la piedra para que no tropiece nadie que venga detrás.
Pero si vas a Madrid, verás a muchos "cojos/as" con muletas diciendo que las piedras son libres de estar donde están.

jueves, 22 de mayo de 2008

Sin enmarañamientos. ¡Eso!

Me sumo a la propuesta del presi. Superar el bloqueo actual. No enmarañarse en la "famosa" consulta, que por otra parte, tampoco iba a ser el "balsamo de Fierabrás" y esforzarse en lograr un acuerdo entre partidos.

Y no vale solo con los actuales amigos del gobierno. Queda muy escasito. Y menos vale aun pedir ayuda a los de las tierras vascas. Con esos, y esas, hoy por hoy, nada de nada.

Así que, blanco y en botella ...