***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

lunes, 19 de octubre de 2009

Hoy es el 12º aniversario del Museo Guggenheim de Bilbao


Este impresionante edificio, compuesto de volúmenes de formas regulares con cubiertas de piedra, curvas de titanio y muros de cristal, fue creado por Frank Gehry.
museo-guggenheim.jpg
Su inauguración fue el 19 de octubre de 1997, dos días antes del asesinato a manos de ETA de un ertzaina que estaba custodiando el edificio. Recuerdo que fue lo que me decidió definitivamente a hacerme "Amigo del Museo" y, desde entonces, acudo periódicamente a visitar tanto su colección permanente como las exposiciones temporales. El Programa de Amigos es pionero en el Estado por el apoyo social que recibe, con más de 16.000 miembros.

Es indiscutible el aporte que este museo ha dado, y sigue dando, a la ciudad de Bilbao -desde cultural, urbanístico, económico hasta arquitectónico-, ya que se estudia en las universidades de todo el mundo como “el efecto Bilbao” o “el efecto Guggenheim”. No puede pasar desapercibido que su creación ha supuesto una generación de PIB de mas de 1.500 millones de euros en los diez primeros años. Cada año lo visitan cerca de un millon de personas. 

Dentro de su colección permanente, que se formó para complementar los fondos de la Fundación Guggenheim, tiene en la actualidad más de cien obras.
museo-guggenheim-1.jpg
Otra cosa para destacar es que una de las muestras más visitadas fue “El arte de la motocicleta”, con más de más de 800.000 visitantes. Y hasta la moda ha estado presente, ya que se le dedicó a Giorgio Armani una exitosa exposición inaugurada por él mismo. Estos días, lo mas destacado, al margen de la colección permanente y la "Materia del Tiempo" de Serra, es la exposición centrada en el arquitecto Lloyd Wright.
Larga vida a esta curiosa unión entre Bilbao y el Museo. El debate que hoy en día está entre nosotros sobre la posible ampliación o construcción de una segunda sede en Urdaibai, la dejeré para otro post. No tengo claro si segundas partes nunca fueron buenas o si funcionó aquí por qué no allí. Hoy quedémonos con la suerte de poder celebrar que lo tenemos felizmente entre nosotros.
(Recogido parcialmente de Arte Spain)