***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

viernes, 9 de octubre de 2009

Un Nobel para Obama

No voy a disimular la sorpresa que me ha causado. Me he enterado vía Twitter y lo primero que he pensado era si podía tratarse de alguna campaña publicitaria viral de esas raras que se montan en la blogosfera.

Una vez confirmada la veracidad de la noticia, he dudado sobre la idoneidad del premiado y sobre la excesiva rapidez en ser condecorado en algo que todavía no ha terminado de demostrar, puesto que no ha cumplido ni el 20% de su mandato.

Pero tras pensarmelo dos veces, y teniendo en cuenta la irreversivilidad de la decisión, he optado por alegrarme y considerar la noticia positiva para los que defendemos la paz y las vías pacíficas para resolver los conflictos. Si algo hace este premio es atar al premiado, y en este caso, queda atado a su premio de cara a las próximas decisiones que tendrá que tomar a corto plazo en las que estan en juego la vida de millones de personas y la calidad de vida de cientos de millones. Esas decisiones, a partir de hoy no las toma solo el emperador de la primera potencia mundial sino un premio Nobel de la Paz, y eso, creo, espero y deseo, que pese como una enorme losa.