Google+

martes, 12 de junio de 2018

¿Tratan de demostrar que, a pesar de su pragmática gobernanza, siguen creyendo en los obsoletos dogmas de su credo?

El mensaje del movimiento Gure Esku Dago se centra en la predicación acerca de la capacidad soberana de la voluntad para lograr todo aquello que se nos antoje. ¿Por qué no lograr la independencia de Euskal Herria si de verdad lo deseamos? 

La voluntad no tiene límites y la democracia no es sino el logro de nuestra soberana voluntad: este es el mensaje simple y expeditivo que se pretende legitimar mediante prédicas y convocatorias. 

El voluntarismo como enseña y bandera del soberanismo pretende obviar la obstinada realidad de una sociedad entre cuyas prioridades no figura la autodeterminación ni el secesionismo. 

Reiteradas y contrastadas encuestas demuestran que la 'voluntad de decidir' apenas interesa a una cuarta parte de la población vasca y que incluso no convence a una buena parte de la comunidad nacionalista. Es entre los miembros de la izquierda abertzale donde más partidarios reúne la autodeterminación, mientras que la gran mayoría del nacionalismo moderado pasa totalmente del tema. 

Lo asombroso, con todo, es que los líderes del PNV secunden una iniciativa que la mayoría de sus votantes rechaza. Es como si trataran de demostrar que, a pesar de su pragmática gobernanza, siguen creyendo en los obsoletos dogmas de su credo. Tratan, en definitiva, de testimoniar su fe a los parroquianos. www.elcorreo.com//gure-esku-dago