miércoles, 16 de septiembre de 2020

Las preocupaciones de la presidenta chiripitifláutica de Madrid

 

La revelación del posible hallazgo de microbios en las nubes de Venus ha coincidido con la confirmación de que en la Puerta del Sol de Madrid no hay vida inteligente o, si la hay, es una inteligencia muy retorcida que toma por idotas al resto. 

"Me presento ante ustedes con la convicción del deber cumplido en nuestro año de Gobierno", declaraba solemnemente la singular Isabel Díaz Ayuso en el arranque del debate sobre el estado de la región. 

Se mira absurdamente hacia el lucero del alba  cuando conocer qué deber ha podido cumplir esta mujer o cómo ha podido llegar a vivir en Marte, donde Kike Sarasola no tiene todavía áticos de lujo, sí que sería todo un desafío para la astronomía y la ciencia en general.

Aunque parezca que el listado esté hecho en clave de humor no es así y deduzcamos de su discurso cuáles son las preocupaciones de los madrileños en estos momentos a juicio de Ayuso :

La primera, España y el bienestar de los Borbones, y de ahí que la presidenta se ratificara en su lealtad al rey y en su compromiso con la indisoluble unidad de la patria.

La segunda, los okupas, que te ven salir a por el pan y te cambian la cerradura al descuido los muy tunantes.

¿Tercera preocupación? La educación concertada, tan amenazada por el populismo bolivariano y que a tantos quita el sueño. Urge blindarla con una ley –que sería la primera de su mandato- porque lo que está en juego es la libertad y garantizar que haya plazas atendiendo a la demanda de las familias.

¿La cuarta y no menos importante? Los impuestos. El PIB de Madrid caerá cerca de un 13% y mientras la Comunidad exige fondos al Estado porque está boquerón, Ayuso se compromete a bajar medio punto el IRPF a los pobres y a los ricos, que también son hijos de Dios.

¿La educación pública soliviantada y con los profesores anunciando huelgas? No preocupa. ¿Y la Sanidad pública también en pie de guerra y al borde del colapso? Tampoco preocupa.

Que hasta Vox haya pedido a esta chiripitifláutica mujer que dedique los Presupuestos a lo que de verdad hace falta, esto es a Sanidad, Educación y Dependencia, es indicativo del verdadero estado en el que se encuentra la región en manos de este Gobierno del que, según Ayuso, no sobra nadie, dicho sea quizás en referencia a ella misma.