Google+

miércoles, 15 de octubre de 2008

El problema ético de ayudar a los ricos

El año pasado en USA se pagaron $33bn (unos 25 mil millones de euros) a los ejecutivos de Morgan Stanley, Goldman Sachs, Merrill Lynch, Lehman Brothers y Bear Stearns.

El ejecutivo medio ganó más de un millón de dólares. Y estos bancos están en el epicentro del desastre financiero. El gobierno ya ayudó para que Bear Stearns se fusionara con JP Morgan, dejó caer a Lehman, apoyó la venta rápida de Merrill a Bank of America y ahora parece que va a ayudar a Morgan Stanley. Pero lo que yo me pregunto es esto. ¿Cómo le explican al empleado medio de un Walmart que el gobierno está usando su dinero para que los ejecutivos de Morgan Stanley sigan ganando 30 veces más que el?.

Este dilema moral no ocurre solo en USA. En España se aprobó una medida similar (un plan de rescate financiado por el contribuyente medio y de 5% del PIB) y en los bancos de inversión españoles los sueldos son menores a los norteamericanos pero no mucho menos y sin duda por lo menos 10 veces más altos que el del típico funcionario de gobierno español. De vuelta, ¿como se explica que el gobierno use 50 mil millones de euros para salvar los sueldos existentes en el sistema bancario? Aclaro, yo estoy de acuerdo con salvar a los bancos porque sin bancos nos vamos a la calle todos. Pero también estoy de acuerdo con lo que pedían los demócratas en USA y que no escuché a nadie pedir en España y es que le rebajen los sueldos a los ejecutivos de bancos que reciban ayudas.

Reflexiones de Martín Varsavsky en su blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario