Google+

lunes, 26 de marzo de 2018

El domingo de Ramos no ha existido para Rajoy.

Coincidiendo con el cambio de horario, la Moncloa ha adelantado el calendario de la Semana Santa para celebrar ayer el domingo de Resurrección del presidente del Gobierno. 

En apenas unas setenta y dos horas, las que van desde el viernes de Dolores a este Domingo de Ramos, Mariano Rajoy ha logrado que Jordi Turull y Carles Puigdemont se hayan visto obligados a entrar en una prisión española, el primero, y luego en una prisión alemana, el segundo. 

Le toca, pues, a sus adversarios entrar en una larga semana de pasión política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario