Google+

sábado, 14 de septiembre de 2019

Escenario impresionante, bello y encantador.

El resultado final será un cara o cruz que se alcanzará a puerta cerrada.

eldiario.es/zonacritica/cara-cruz
Uno de los dos, Sánchez o Iglesias, tiene que ceder algo para que no haya elecciones. Al menos lo suficiente para que se pueda iniciar una negociación como la que hasta ahora no ha habido. 
En eso radica el intríngulis del momento. Puede ocurrir. O no. La solución es a cara o cruz. 
Ninguna declaración pública de ningún dirigente vale para atisbar por dónde irán los tiros. Porque todas ellas están únicamente destinadas a hacerse el bueno de cara a la opinión pública. 
El resultado final será un cara o cruz que se alcanzará a puerta cerrada.

viernes, 13 de septiembre de 2019

Cuanto más "provincia", menos "nación". (PP y PNV)

En la Convención que celebra este fin de semana en Euskadi, el PP, a nivel institucional, y en línea con sus planteamientos «liberales y foralista», defenderá que las diputaciones ganen peso respecto al Gobierno vasco. Por ello, abogará por revisar la Ley de Aportaciones, para que se reduzcan los fondos que las tres instituciones forales entregan al Ejecutivo autónomo al que acusan de mala gestión y de aumentar desproporcionadamente su plantilla.

Es de libro. Lo hacen genial y para ello cuentan con el apoyo fundamental del PNV. Cuanto más "provincia", menos "nación". Cuanto más "Territorios Históricos", menos "Euskadi moderna". Cuanto más vizcainísmo, mas chistes de guipuzcoanos y viceversa. Que eso lo apoye el PP vasco me parece normal e inteligente por su parte para sus intereses. Divide y vencerás. Lo lamentable, como ciudadano vasco, es el seguidismo que hace el PNV a todo eso.

Carteles en las calles. Con todos las mismas reglas.

Llama la atención que el Ayuntamiento de Bilbao se rasgue las vestiduras porque una entidad legal con permisos municipales para el acto que va a celebrar haya puesto carteles sin permiso municipal.

La ciudadanía lleva décadas sufriendo carteladas frecuentes de entidades sobradamente conocidas, algunas ilegales, otras alegales, etc, ... que insultaban a los vecinos o llamaban a la actuación de hechos poco edificantes y nada ha comentado el Ayuntamiento al respecto, refugiándose en la libertad de expresión.

Soy partidario de que se regule la puesta de carteles en todos los municipios, y que con todos se tengan las mismas normas.

jueves, 12 de septiembre de 2019

Ningún interés en ganarle a la Iglesia en esto. ¡¡Fumata blanca ya!!

El Correo del día 11

El pensamiento positivo fracasa, de momento.

lavanguardia.com/opinion/derrota-del-pensamiento-positivo
Las crónicas dan a entender que todos empiezan a asumir el adelanto electoral para el próximo 10 de noviembre. Unos y otros fueron al encuentro sin un pensamiento positivo y se puede creer que, más que negociar, se refugiaron en sus trincheras. 

Lo único interesante de la reunión es que los reproches han sido comedidos y hasta se pactaron los calificativos del desencuentro. Estamos al borde del precipicio, pero nadie ha dado un paso al frente.

Tanto Adriana Lastra como Pablo Echenique han resaltado el buen tono, la cordialidad y la relación personal de los negociadores. Es decir, que podrían ir de copas pero no se les puede pedir un acuerdo. Lastra ha dicho que se sentarán las veces que haga falta. No desean una investidura gratis, pero tampoco pagar un sobreprecio. 

Volver a votar es jugar a la ruleta rusa ante las tormentas que barrunta la economía. Todos tendrán que explicarlo muy bien si no quieren ser castigados en las urnas.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

La Diada que se celebra hoy está concebida como el primer acto de un crescendo emocional que debería llegar al clímax tras la sentencia del 1-O, que desencadenará una ‘respuesta de país’.

En el escenario que dibujará la sentencia, será decisiva la actitud y el acierto que demuestren las izquierdas.
Puede darse por sentado el griterío del PP, Ciudadanos y Vox compitiendo en la exigencia de cumplimientos íntegros de las penas que pudiese dictar el Supremo y tratando de sacar réditos del conflicto.
Pero ¿estarán las fuerzas progresistas a la altura del desafío que se avecina? Para empezar, ¿serán capaces de pactar los términos de una investidura y evitar la incertidumbre de unas elecciones? Y, luego, ¿sabrán, tanto el PSOE como la izquierda alternativa, mantener la sangre fría?
Habrá que acatar una sentencia que no gustará a nadie. Y será necesario buscar las vías que, desde el respeto al Estado de Derecho, permitan reconducir el conflicto al ámbito de la política.
Difícilmente se tejerá un diálogo efectivo sin resolver la situación penal de los líderes encarcelados. He aquí todo un desafío de imaginación, serenidad y valentía política.


  • 11 sep. 2019
  • El Correo - LLUÍS RABELL

Cataluña. Puyol. Patrias. Dinero.

Hoy es el Día que en Cataluña algunos se rasgarán las rasgaduras porque, dirán, les han arrebatado la independencia que tan justamente reclaman y con ella la cantidad de millones que España les roba.
Otros, les recordaríamos lo mucho que les han robado los de su propio bando.


Siempre se ha dicho que es mejor robar unos cuantos millones de euros que unos pocos cientos. En el caso más humilde el banco y la Justicia te tiene agarrado de los huevos inmediatamente, en cambio en el primero es al revés, eres tú quien tiene agarrado de los mismos a los bancos y a muchos influyentes relacionados con la Política y con la Justicia. Y en este caso, sin duda, es así.

Pero creo que hay pruebas suficientes como para que a estos "presuntos" ladrones y sinvergüenzas se les pueda fotografiar entre barrotes, tanto a ellos como a sus familiares y amigotes relacionados con la gigantesca estafa.

martes, 10 de septiembre de 2019

De patrias, banderas y mamones de toda índole.

Recientemente, en Cantabria, un hombre insultó a Pedro Sánchez y al ser reconvenido por ello, sacó a relucir su “patriotismo”. Y hoy en Cataluña se manifestarán diversas maneras de entender la patria. 
elpais.com//opinion/Ángel Villegas
Pero ¿qué es la patria? Samuel Johnson la definió como “el último refugio de los canallas”, pero sin llegar a tanto, yo diría que nuestra patria son los ciudadanos que viven en nuestro país y se levantan día a día para trabajar o estudiar, más los que lo hemos hecho durante muchos años y, tras cotizar lo estipulado, ahora gozamos de un retiro apacible. Además, cabe señalar que muchos de los trabajadores de hoy en día y de décadas atrás, lo hacían y hacen por un salario insuficiente; nuestra patria son son los que pagan sus impuestos y respetan las leyes; son los que no necesitan airear, a cada paso, su patriotismo con banderas y pancartas, ni con eslóganes como "Todo por la patria" o "Patria o Muerte". 
Porque “patriotas” que se proclaman a sí mismos como tales los hay a mansalva, inmersos en investigaciones, imputaciones, procesados, condenados y hasta encarcelados. Y todos, o casi todos, lo hacían todo por la patria y llevaban sus camisetas, gorras y pulseras con los colores de la bandera de la patria. Nuestra, de todos, no suya solo.

Ojalá la desconfianza fuera el único problema

infolibre.es/.../ojala_desconfianza_fuera_unico_problema
En contra de lo que pudiera parecer cuando escuchas a los dos partidos que hoy se reúnen para hablar del Gobierno, hay que dejar claro que la desconfianza no es una enfermedad intratable. 
Es dolorosa y puede agudizarse si no se le pone remedio, pero también puede vencerse. 
Necesita tratamiento y, sobre todo, requiere la firme voluntad del paciente en seguir las indicaciones para su curación. 
La desconfianza se alivia con transparencia, con moderación en el trato y con acercamientos amistosos que vayan debilitando la barrera del rechazo. 
Tampoco es muy grave, si sólo existe ese problema. La preocupación seria surge cuando la enfermedad coincide con otros males que pueden crear complicaciones que acaben por generar un proceso de deterioro irreversible.
Ojalá hoy empiece a verse la salida del 
túnel.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Morir de amor. Siempre se repite la misma historia.


En Cataluña es el momento de la bala de plata

lavanguardia.com/opinion//el-momento-de-la-bala-de-plata
EL presidente de la Generalitat ha confesado en alguna ocasión que su poder, en el actual momento que vive Catalunya, es disponer de una bala de plata: la convocatoria de las elecciones. 
Y, curiosamente, no parece muy decidido a dispararla como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo. Prefiere un Hong Kong en la calle que una reflexión en las urnas. Siempre ha dicho que se siente más un activista que un político, pero lo sensato ante el fallo es dar una respuesta que permita trabajar para la Catalunya del 2030, antes que crear un colapso en la vida económica del país.
La apelación de la bala de plata es una metáfora que ha pasado de la licantropía –con ellas presuntamente se mataba a los hombres lobo– a la política. Se trata de la última posibilidad para resolver una situación. 
El mundo exconvergente no es favorable a la convocatoria electoral, porque las encuestas dan ganadora claramente a ERC. Pero tener dos años el país sin presupuestos y un Parlament al ralentí resulta el peor de los mensajes a los ciudadanos. Ya es hora que algunos dejen de pensar en lo suyo, para abordar lo de todos.

domingo, 8 de septiembre de 2019

Madrid clausura y precinta una parte de la vivienda de dos portavoces de Vox

El Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid ha emitido una resolución de clausura y precinto de una parte de la vivienda del portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, y su homóloga del partido en la Asamblea, Rocío Monasterio.

Por la responsabilidad, respeto y actualización de las costumbres en Hondarribia.

Hoy domingo volverá a realizarse la "procesión" o desfile en la que únicamente los hombres pueden participar como soldados. 
Y un año más, la compañía mixta Jaizkibel reclamará, entre pitidos y plásticos negros, que esta situación termine. 
En el desfile oficial hay unos roles claramente asignados. Los hombres tienen reservado el papel de soldados, mientras que las mujeres únicamente pueden hacerlo como cantineras. 
Pero hace 26 años, unas mujeres del pueblo se miraron entre ellas y se preguntaron: ‘¿por qué no podemos salir con nuestros padres, hermanos y amigos en la misma compañía?
Visto desde fuera es inexplicable que se mantenga estas enormes diferencias de entender la fiesta, la incomprensible reclamación de la tradición para apegarse a momentos actualmente arcaicos y, sobre todo, es imposible de entender que algunos partidos políticos sean incapaces de manifestarse públicamente por la igualdad y la libertad por encima de los sexos.