Enrique Galván:

No podemos dejar ganar a quienes degradan la política

lunes, 1 de mayo de 2023

El 1 de Mayo y la Izquierda "que sermonea".

Afirmar que la izquierda ahora sermonea es desconocer la historia de la izquierda.  Porque los movimientos progresistas, revolucionarios y emancipatorios sermonean desde que existen. Afortunadamente. Una buena parte de la izquierda ha creído firmemente que la revolución tiene que ser tanto ética como política. Es más, que no se pueden distinguir la una de la otra.

Si no es nuevo que a la izquierda le preocupe la moral, tampoco lo es que la derecha defienda el hedonismo. Lo ha hecho de forma explícita y, más frecuentemente, implícita desde antes de que se definiera como tal.

Recordemos, por ejemplo, que las autoridades eclesiásticas medievales llegaron a regentar prostíbulos o se enriquecieron concediéndoles licencias y que los muy conservadores y cristianos dueños de plantaciones de esclavos en los siglos XVIII y XIX violaban a sus esclavas y tenían hijos ilegítimos con ellas, de los cuales se despreocupaban. Por no mencionar a los señoritos, igualmente conservadores y cristianos, que se acostaban con sus criadas hasta hace poco y, cuando el escándalo salía a la luz, las dejaban en la calle. La derecha liberal en lo moral y conservadora en todo lo demás siempre ha existido.

El sermoneo de la izquierda siempre tiene que ver con las consecuencias del ejercicio de la libertad. La hipocresía burguesa implica una incoherencia entre el discurso y la práctica. La celebración reaccionaria de la libertad individual sin límites y a toda costa representa otro momento amoral de la derecha. Y no es casualidad que coincida con el auge del populismo.

Está bien que nos caigamos del guindo. Que volvamos a recuperar la tradición ética de la izquierda. Porque ahora más que nunca necesitamos una ética de la responsabilidad. Ante la crisis ecológica y social a nivel planetario, de ella depende nuestra supervivencia.

blogs.publico.es/otrasmiradas//
la-izquierda-siempre-ha-sermoneado-y-hace-bien