Google+

lunes, 22 de abril de 2013

Vascos, italianos, ... con políticos incapaces de acordar y pactar.


Si todo le va bien, el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, que en junio cumplirá 88 años, tendrá casi 95 cuando termine su segundo periodo en el Quirinal, para el que ha sido reelegido sorprendentemente este sábado pasado. Sorprendentemente porque nadie había considerado que su reelección (tan infrecuente que es la primera en la historia de la República italiana) sería la única salida al punto muerto a que llegó el proceso electoral a cargo de los 1007 “grandes electores” (diputados, senadores y delegados de las regiones), incapaces de lograr la mayoría absoluta a partir de la cuarta votación, 504 votos. No es que hayan llegado a una acuerdo para nombrarlo. Es que han sido incapaces de acordar un nombre nuevo.

Otro ejemplo más de incapacidad por parte de los políticos de llegar a acuerdos. Mal de muchos, consuelo de tontos, pero es evidente que no son solo los políticos vascos los incapaces de presentarse ante su electorado con acuerdos logrados con otros partidos del arco parlamentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario