El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

sábado, 1 de noviembre de 2008

¿Qué esperais los que nada regalais?

Aquí la gente se cree, por lo visto, que en la vida todo es gratis.

Ya están ahora los homosexuales, los proabortistas, los de la enseñanza laica y un montón de gente metiéndose con la reina Sofía, porque esta señora los pone un poco a parir. ¿No han visto de qué va el asunto? ¡Pero si hasta los guiris lo tienen clarísimo! Sólo hace falta pensar un rato.

Veamos.

En 1976, el rey Fahd de Arabia Saudí le regaló al rey su primer yate 'Fortuna'. ¿Se ha metido alguna vez la monarquía con la familia real saudí?

No.

Hace ocho años, unos empresarios de Baleares, gente apellidada March y Matutes, le regaló al rey un yate nuevo, de 41 metros, que costó 20 millones de euros. Por lo visto no andaba bien y hubo que tunearlo en unos astilleros, lo que hizo subir la factura. Vale. ¿Se ha metido alguna vez la monarquía con los empresarios de Baleares?

No.

En 1988, el gran financiero Javier de la Rosa le regaló al rey un Porsche 959 que costaba 25 millones de pesetas. El rey se lo cargó al poco tiempo en un accidente en los Pirineos, pero eso no cuenta. Tampoco cuenta que Javier de la Rosa acabara en la cárcel y que lo trincaran con un tal Manuel Prado y Colón de Carvajal, que era el encargado de los negocios particulares del rey. ¿Se metió alguna vez la monarquía con Javier de la Rosa?

No.

El millonario americano Malcolm Forbes le regaló al rey una moto Harley Davidson. ¿Se ha metido la monarquía con Forbes?

No.

Varias casas de coches le han regalado al rey un Audi, un Mercedes, un Lancia. ¿Se ha metido el rey con los fabricantes de coches?

No.

Las Cortes han subido la asignación del rey para este año, con lo que está cayendo, un 14,5%. El sueldo para 2008 es de 8,5 millones de euros, que no incluyen las excursiones de caza a Rusia, Polonia, Eslovaquia y Rumanía para matar osos, bisontes y lo que se tercie, porque eso son invitaciones de Putin y otros amiguetes. ¿Se ha metido el rey con Putin o con los políticos españoles?

No.

Ahora los homosexuales, las feministas, los laicistas y demás deberían hacerse una pregunta: ¿qué le han regalado al rey?, ¿se les ha ocurrido alguna vez tener un detalle con la monarquía?, ¿se han rascado el bolsillo para tener contenta a la familia real? No, ¿verdad? Pues que paguen, y ya verán cómo no se meten con ellos.