El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

sábado, 22 de noviembre de 2008

¡Que suerte ser funcionario!

Luis Solana comentaba que todos hemos respirado al constatar que el sistema financiero mundial se ha salvado de una crisis total. La sangre del sistema económico del mundo la aportan los bancos. Esa maravillosa multiplicación de los panes y de los peces que son los banco, no podía fracasar. Tú dejas un euro en tu banco y esa institución presta cuarenta a las familias y las empresas. Y mientras que todos los tú no retiréis ese euro, el sistema funciona perfectamente. Pero hemos estado al borde de que la sangre del sistema se coagulara.

El eje financiero Londres- Nueva York ha sido el creador de la crisis; el eje Londres- Nueva York ha dado solución a la crisis.

Era lógico: los que más saben lo que han hecho saben cómo resolverlo. Ahí están los viejos dirigentes de Goldman Sachs dirigiendo la crisis en EEUU. Ahí está el primer ministro Gordon Brown, que ha sido responsable de la economía británica durante la generación de la crisis, resolviendo brillantemente el problema.

Es una meditación no menor: si se te atasca la caja fuerte, llama a un ladrón de cajas fuertes.


Como sea, pero ahí está: la sangre financiera vuelve a recorrer las venas del sistema económico mundial.

Pero me parece que las gentes se están olvidando de que ese paso no es la solución de la crisis, es el freno a una catástrofe. Pero eso es otro departamento.

Ahora tenemos que vernos las caras con los problemas de la economía real, de las empresas y de los ciudadanos.

¿Y de los bancos y Cajas? Pues también de los bancos y de las Cajas que van a poder supervivir pero tendrán complicado vivir.

Voy a poner un ejemplo como podría poner muchos más.

Sacyr-Vallhermoso S.A, es una empresa con diversas actividades relacionadas con la construcción y las viviendas. Su valor en Bolsa anda por los 2.800 millones de €. Sacyr tiene una inversión en REPSOL que vale en Bolsa unos 4.400 millones de €. ¿Os dais cuenta? Quiere decir que los inversores valoran Sacyr entero menos que su participación accionarial. ¿Por qué? Porque tiene unos 15.000 millones de deudas de cobro dudoso para algunos.

Ahí hay bancos que tienen créditos de muy dudoso cobro. ¿Qué pasará con los balances y la cuenta de resultados de esos banco? Malos resultados, seguro.

Pero, también me ha parecido curioso que se desatara en la Bolsa el entusiasmo por estas medidas. Repito: son medidas que nos permiten seguir vivos, pero no dicen nada de cómo vamos a vivir de hoy en adelante.

La Bolsa seguirá bajando porque las empresas (sálvese quien pueda) valen menos hoy que ayer y hoy más que mañana.

Si esto ocurre, tenemos que ir preparándonos para un incremento rápido y acusado del paro. Las empresas van a reducir costes y uno es el laboral.

¿Llegaremos pronto a un 20% de paro? Creo que sí. Y no quiero apostar por más porcentaje.

Tendremos concursos de acreedores y quiebras. Habrá magníficos proyectos empresariales que se encontrarán que no venden sus productos. Habrá fusiones y adquisiciones importantes. Hasta el presidente Zapatero las augura entre las cajas y los bancos, pero podría haberlo profetizado en todos los sectores. Esto es una crisis de las que vienen en los libros de un estudiante de Económicas. (No lo era el crash de las finanzas).

He vuelto a leer este texto un par de veces y sólo se me ha ocurrido hoy una idea: por lo menos durante dos años hay que ser funcionario.

Artículo recogido del blog de Luis Solana