Google+

miércoles, 4 de julio de 2012

03-Huida al norte



Cada día laborable
un capítulo (3/35)
        Robert y Nordin se juntaron esa noche para planear la cena del próximo jueves. Iba a ser una prueba. Habían invitado a un total de ocho amigos,  relacionados todos ellos con diferentes grupos de la vida nocturna y callejera bilbaína. Si esa primera cena funcionaba confiaban en que otras llegarían pronto. Cada uno de esos ocho amigos organizaría otra con otras personas distintas que a su vez extenderían la noticia entre otros colegas, llegando así a la totalidad de los bilbaínos dignos de merecer una cena afro-americana de esa calidad en la trastienda de un modesto negocio de “se vende de todo” sito en la calle Iturribide y regentado por Nordin. Nordin era un marroquí que llevaba más de veinte años viviendo en Bilbao. Robert era un neoyorquino trotamundos, cincuentón y socarrón, que había llegado a la capital vizcaína hacía dos años. Se conocieron en una noche llena de gin-tonics y cubatas, y gracias a la agradable ayuda de la ginebra fraguaron una llamativa e indestructible amistad. Verlos juntos provocaba una sonrisa. Oírles hablar provocaba la carcajada.

         Nordin era padre de familia. Tenía a su cargo tres niñas pequeñas y el negocio estaba reportando  muy pocas ganancias en los últimos meses. La competencia era muy grande. Cuando Nordin montó el negocio, su tienda era la única que se dedicaba a la venta de cualquier cosa  en esa concurrida calle. Iturribide es la zona de encuentro de cientos de adolescentes y jóvenes que beben a mares y fuman como carreteros en los numerosos bares que pueblan la zona. Y, de vez en cuando, para empapar todo el líquido engullido, pasaban por la tienda del marroquí y compraban unos bocadillos. El  negocio marchaba, hasta la llegada de otros marroquíes que imitaron la iniciativa de su compatriota y, sobretodo, con el desembarco masivo de chinos que tiraban los precios de sus artículos haciendo muy difícil, si no imposible, la competencia. Para más INRI Eroski abrió un supermercado a varios metros del “Txiki market”, la tienda de Nordin.

Sigue : huida-al-norte

No hay comentarios:

Publicar un comentario