Google+

sábado, 1 de junio de 2019

A un partido de la ACB


Tras la sufrida victoria de hoy, deportivamente hablando, 
solo nos quedan 40 min. de juego 
para volver a ser un equipo de ACB.

Después vendrán los despachos y la economía,
que no será fácil, pero esperemos que la próxima temporada
Bilbao vuelva a contar con un equipo en la élite del basket.

Aupa Bilbao Basket !!

Colau, entre estar en el gobierno o en la oposición, siempre es más atractivo lo primero.

Ernest Maragall no quiere saber nada de su expartido, el PSC, y los socialistas insisten en que harán lo imposible para que el republicano no sea alcalde. Todos tienen sus razones, algunas incluso comprensibles, pero sus líneas rojas contradicen la opinión mayoritaria expresada en las urnas. Donde unos ven a la Fiscalía, la Abogacía del Estado o la suspensión de diputados electos otros ven la parálisis en el Govern, el veto a Miquel Iceta como senador o el riesgo de nuevas aventuras unilaterales. 
Y en medio del fuego cruzado, Ada Colau. Haga lo que haga, gana el PSC. Jaume Collboni regresará de nuevo al equipo de gobierno si ella es alcaldesa o se convertirá en líder de la oposición al arrinconarla en el bando independentista. Esta vez quien seguro que no pierde es Miquel Iceta, que una vez más demuestra que sigue siendo un gran estratega.
¿Qué hará Colau? La decisión no es fácil pero tiene argumentos para defenderse, sea la que sea. Cada vez más voces en los 'comuns' consideran que la prioridad es mantener la alcaldía. Los partidarios de que acabe presentándose y obtenga la alcaldía gracias a tres votos del grupo de Manuel Valls arguyen que es la manera de poder continuar con las medidas que han quedado pendientes y que, para qué engañarse, entre estar en el gobierno o en la oposición, siempre es más atractivo lo primero. 
Además, nadie podrá seguir acusando a Colau de ser independentista, pese a que ella siempre que se le ha preguntado ha dejado claro que no lo es. Otro argumento esgrimido por los favorables a esta opción es que para que los 'comuns' puedan sobrevivir como proyecto político necesitan ocupar alguna parcela de poder institucional.

jueves, 30 de mayo de 2019

A Colau le quedan tres opciones. No es poco.

elmundo.es/opinion/2019/05/30
La aritmética endiablada que arrojó el 26-M parece que va a obligar a Ada Colau a definirse  aunque sea por una vez. La alcaldesa de Barcelona ha mantenido una calculada ambigüedad, y aunque no se declara independentista, lo cierto es que siempre se ha mostrado a favor del soberanismo, es decir, del ejercicio del derecho de autodeterminación. 
Pero ha llegado la hora de que la regidora de Barcelona se retrate.
O entrega la capital de Cataluña a Esquerra, lo que rendiría al separatismo un anhelado escaparate institucional, y supondría su "suicidio" político y despedida del mundillo público.
O es alcaldesa formando un gobierno con los socialistas aceptando los votos "desinteresados" de VallsEsta fórmula evitaría que Ernest Maragall se hiciera con el bastón de mando y tuviésemos un raca-raca insoportable.
O se autoelimina y facilita una salida haciendo alcalde al socialista Collboni para orillar el procés y volcarse en la gestión municipal, que falta le hace a Barcelona.

En estas tres opciones, creo que lo razonable, en mi opinión, sería decidirse por la del medio, pero no se si se lleva bien la razón o lo razonable en momentos convulsos como los que vivimos.

Y la "euskal ... ¿qué?"

Hoy muchos aficionados al fútbol hemos podido ver un buen partido y disfrutar del juego de dos buenos equipos.
A pesar de que la primera parte ha sido menos vistosa y mucho más "nivelada", en la segunda el Chelsea "arrasó" y le coló un 4-1 al Arsenal.
Muy bien.
Y curiosamente, hoy, concretamente esta madrugada, el equipo que dice representar  a Euskadi, pero que por gilipolleces y/o problemas "internos" no se permite a sí mismo usar ese nombre y utiliza la ridícula denominación de "Euskal selekzioa" ha debido de jugar, con nocturnidad para su afición, en el país creado para que los americanos hiciesen lo que ahora denominamos el canal de Panamá.
La mayoría de los panameños aficionados al fútbol han tenido que tirar de wikipedia para saber contra quién jugaba su equipo. Y en Euskadi, si seguimos las portadas de los periódicos, como muestra la imagen, era difícil de recordar que hoy jugase ningún equipo vasco allende los mares.
Algo se está haciendo rematadamente mal y parece ser que poca importa a los que pueden cambiar el asunto.

miércoles, 29 de mayo de 2019

Ocurrencias de "Ciudadanos" en la fase previa de la negociación.


Desde Sopelana a Barcelona. En política, más puentes, menos trincheras.

Los resultados municipales de este fin de semana demuestran en la mayoría de los municipios, desde Sopelana a Barcelona pasando por Madrid, "da igual que da lo mismo", que en la mayoría de los pueblos y ciudades no hay ganadores ni perdedores, tan sólo un ranking de minorías. 
La fragmentación obliga a aceptar una obviedad: ahora gobernar significa pactar, es decir: reconocer a los otros, abandonar los maximalismos, rehuir las líneas rojas y buscar el mínimo común denominador. 
Si no pactan, la menos débil de estas minorías convertirá la institución que presida en un castillo defensivo, en una fortaleza desde la que imperar sobre la mayoría de la población (que no la ha votado).

martes, 28 de mayo de 2019

Yo si fuese el PP no daría Madrid, municipio y comunidad, por conquistado

Lo primero afirmar y reconocer que lo que ha hecho es perder, No ha ganado, ni mucho menos. Ha perdido como perdió en Andalucía. Otra cosa es que se apoye en la extrema derecha pero ... Ciudadanos podría tener opciones más interesantes que secundar a Casado, a quien lo que pretende es "destruir" políticamente.
El partido de Rivera podría recuperar la transversalidad de la que acostumbra presumir si da la espalda a Vox en favor de Gabilondo. Además, darle las llaves de la Comunidad y del Ayuntamiento a un partido marcado por la corrupción podría poner en evidencia -una vez más- su compromiso con la regeneración democrática.
Asimismo, si Villacís consigue ser investida alcaldesa, Rivera tendría por fin el escaparate ideal para dar un salto cualitativo.
En este punto cabe preguntarte si el precio pagado, entregar la Comunidad de Madrid a Gabilondo, es justo o excesivo. Al fin y al cabo Ciudadanos aspira a comerse al PP y para ello deberá confrontar con Sánchez.

Avergüenza mucho una ciudadanía así.

A los votantes de derechas no les importan las aptitudes de sus candidatos. Total, para robar solo hay que ser ladrón y para robar de las instituciones, los fondos y las empresas públicas solo necesitas que te lo permitan tus fundamentalistas. La corrupción de la trama Gürtel, la trama Lezo o el caso Púnica no les importa. La corrupción de Ignacio González y Francisco Granados no les importa. El espionaje de Esperanza Aguirre a los adversarios no les importa. El desmantelamiento y la privatización (Díaz Ayuso lo llama "colaboración público-privada"), para favorecer a unas pocas empresas concesionarias, de una sanidad pública que favorecía de manera universal y con calidad no les importa. Que hayan aumentado, y quieran incrementar, las subvenciones a colegios privados, muchos ultracatólicos, mientras Madrid es la comunidad que menos invierte en sus escolares no les importa. El escándalo del caso Máster no les importa. (...)


lunes, 27 de mayo de 2019

Recuperando el centro derecha para gobernar con la ultraderecha. ¿ ...?


Madrid. La política es un juego cruel.

blogs.publico.es/cesar-calderon
¿Por qué esa sensación de derrota y desasosiego que ha empañado la victoria electoral hasta el punto de que no ha habido celebración relevante alguna en la calle Ferraz? La respuesta sólo puede ser una: Madrid.

Es en Madrid, en su comunidad y en el ayuntamiento de la capital donde se ha fraguado la batalla electoral más dura, oscura y compleja de todo nuestro país, con escaramuzas entre bloques ideológicos.

Pero una noche de clara victoria del PSOE, Madrid ha emergido llenando todos los informativos, todas las tertulias, todas las conversaciones de los ciudadanos. Lbatalla por Madrid no ha sido solo electoral, ni siquiera ha sido exclusivamente política, sino fundamentalmente porque estamos hablando de una batalla simbólica.

Pablo Iglesias ha conseguido finalmente vengarse de Manuela Carmena y el resultado puede ser que los madrileños los cuatro próximos años vivan bajo dos gobiernos apoyados por Vox.

Y en esa batalla solo hay un líder político que sale no solo indemne, sino reforzado: Iñigo Errejón. os vuelve a mostrar que hay espacio político para un proyecto político transversal a la vieja izquierda, que busque construir hegemonía ( más atendiendo a Laclau que a Gramsci) sumando talento, generosidad, realismo e innovación.

La política es un juego cruel, pero si algo se puede aprender de esta crisis es que, si se interpreta correctamente es también una oportunidad, y lo que se ha vivido anoche en Madrid, el peor escenario electoral para la izquierda Madrileña muestra una gigantesca ventana llena de oportunidades.

domingo, 26 de mayo de 2019

¿Dónde esta esta noche Pablo Iglesias?


No parece que su reacción en esta noche sea lo más razonable.
Es tradición que las noches electorales salgan los líderes de los partidos a dar su versión de los resultados. Y a poder ser los que pierden a hacer cierta autocrítica, no como el PP.
La incomparecencia de esta noche no tiene justificación.

Ver alegrarse a los de PP es patético

El PSOE de Pedro Sánchez es el gran vencedor de la noche
Gana ampliamente las elecciones europeas, las municipales y las autonómicas. Logra mayorías absolutas en Castilla-La Mancha y en Extremadura. 
Aumenta su mayoría en todas las comunidades donde ya gobernaba salvo Aragón, que aún está en duda. Es primera fuerza hasta en Murcia y probablemente también presidirá Canarias, Navarra y hasta La Rioja, donde el PP mandaba desde hace un cuarto de siglo. 
Pedro Sánchez le ha dado la vuelta a un escenario electoral que nadie podía imaginar así hace no tanto. 
El PSOE se coloca en una posición de claro liderazgo en la política española, frente a una derecha dividida y también frente a su izquierda, Unidas Podemos, que vuelve a caer hasta nuevos mínimos.
www.eldiario.es/escolar/
Ver esta noche alegrarse a la derecha cuando los resultados del PP, mirando sus números aisladamente, son patéticos hace pensar que estamos un poco locos.
Y la izquierda sigue sin aprender. Los más de 40.000 votos desperdiciados en Madrid por las divisiones personalistas de sus líderes es algo que no se les debe de perdonar.