El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

miércoles, 10 de diciembre de 2008

aek, kontseilua, esait, ... Mil nombres, un espiritu ... nacional

Uno que ya no se sorprende por cualquier cosa, sigue llamándole la atención cómo en este país, a pesar de tener instrumentos suficientes, dirigidos, en este caso, por personas válidas, surgen como champiñones organismos y entidades que se creen el ombligo de su mundo, actuan como si los demás tambien les tuviésemos que seguir el rollito y nos montan saraos de distinto pelaje para entretenimiento de unos e intentar tocar los puntos suspensivos a los otros. Y así nos luce el pelo.
Evidentemente estoy hablando de todas esas entidades privadas, tan privadas como los colegios de monjitas que montaban su chiringuito y luego pedían ayudas, y que en el área del euskera estan representados por ese mundo que no termina de comprender que este pais tiene sus instituciones y no necesita de sus instituciones paralelas, pero como no pueden reconocer que se equivocaron, y se siguen equivocando, tienen que montar sus tinglados y, por supuesto, pedir todas las subvenciones posibles en sus múltiples facetas, formas y maneras a las que ya nos tienen acostumbrados.
El problema se agraba cuando encima los que administran el país les dan canchita y pasta. Y así tenemos por ejemplo que el Gobierno Vasco montó hace ya más de 25 años HABE, una institución para euskaldunizar a la ciudadanía predispuesta. Pues como los otros tenían que tener su propio tingladillo, a potenciar AEK, con toda su parafernalia propia y peculiar. Y el Gobierno y muchos ayuntamientos a soltar pasta a las dos, para que "nadie" se enfade. 
Desde la administración tenemos una Viceconsejería específica para el tema del euskara que lo está haciendo especialmente bien, pero como "los otros" no se sienten representados, y encima parece que les jode, pues necesitan su parafernalia, y allí les tenemos con su "Kontseilua" "palante y patras",  repartiendo acreditaciones como si fuesen ellos los que cortan el bacalao del país. ¡Esperpéntico!
Y todo esto viene a cuento de que ayer le vi en el Teleberri a un tal Xabier Mendiguren, que no se quién le ha elegido ni quién le ha puesto en ese cargo que se ha inventado, probablemente entre ellos, claro, pero que otra vez la administración vasca, vía televisión, le de tanta canchita me parece desproporcionado.
Y claro, así nos va, que les damos de comer y luego, en cuanto pueden, intentan mordernos la mano. ¿O no os acordáis de Esait, ese "otro" grupo que se ha autoproclamado el que decide cómo se llama este país. 
Si no fuese cierto, sería para troncharse de risa.