El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

jueves, 18 de enero de 2018

Winston Churchill y el instante más oscuro.

Lo tiene todo. Una historia basada en uno de los episodios más importantes de la guerra más descomunal que ha visto el ser humano. Un plantel de actores consolidados y un excelente protagonista con una transformación física inverosímil. Mientras ves la peli se te olvida tras un par de escenas que el actor que interpreta al Primer Ministro británico es el mismo que Drácula, James Gordon o George Smiley.

Una película que basa su mensaje en la fuerza de los diálogos y en lo que implican las palabras, quizás se echa en falta un poco más de dinamismo.

El actor consigue que durante gran parte del nudo de la película notemos su soledad ante sus rivales políticos y el pueblo. Muchos se han rasgado las vestiduras ante la escena del metro pero, sabiendo de antemano que este tipo de películas se toman muchas licencias, es una secuencia bien insertada y con mensaje de rigurosa actualidad: la necesidad de dar un verdadero protagonismo al pueblo en la democracia. ¿Os imagináis a Rajoy en un vagón de metro hablando con los pasajeros?

En definitiva, El instante más oscuro es una entretenida película histórica que cuenta con el plus de una extraordinaria interpretación y alguna que otra reflexión política interesante. Desde luego, no contamos con figuras tan capaces como la del citado Churchill en la actualidad.