Google+

sábado, 15 de septiembre de 2018

La derecha aplica el "no dejes que una verdad te estropee un gran titular"

El honor, la ética y la decencia, exigibles a cualquier ciudadano, son valores especialmente prioritarios para los responsables políticos sujetos al voto de la ciudadanía, y más aun para los que lo han enarbolado como ejes de su trayectoria política frente a la falta de principios que atribuyen, muy acertadamente en mi opinión, a una gran parte de la derecha española desde la llegada de Aznar al poder. 

Y también hay que recordar que fue esta la razón principal que les aupó a ellos al Gobierno del Estado tras la insólita pero necesaria moción de censura auspiciada por una oleada de escándalos de corrupción en torno al PP. 

El trabajo de Sánchez ha superado con éxito el filtro de programas especializados en detectar plagios académicos, según destacó ayer tanto La Moncloa como varios medios de comunicación, con visibles muestras de alivio tras una semana negra para el inquilino de La Moncloa. 

A pesar de todo, parece que no se va a garantizar el final de la polémica por mucho que el Ejecutivo intente darla por zanjada. El PP y Ciudadanos cumplen su papel de oposición y no cesarán de escrutar a fondo la tesis del presidente, o cualquier elemento que consiga desgastar su figura aunque sea aplicando el famoso principio de "no dejes que una verdad te estropee un gran titular". 

Pero no pueden ignorar que su nivel de exigencia en este caso les será aplicable a ellos en circunstancias similares. Sin ir más lejos, a Pablo Casado para no poner más excusas a la presentación de los trabajos de su polémico máster y a Albert Rivera para exigirle que no vuelva a faltar a la verdad: su currículo –ahora corregido aceleradamente– le presentaba como ‘doctorando’ en Derecho Constitucional cuando hace años que no lo es.

viernes, 14 de septiembre de 2018

¡Qué derecha más lamentable tenemos!

El Congreso aprueba sacar a Franco 

del Valle de los Caídos 

con la abstención de PP y Cs


Como en la condena a Orban en el Parlamento Europeo, 
el PP vuelve a mostrar su cara menos democrática. 
El colmo es que Cs se les sume. 

¿Quiere Rivera votos liberales y centristas?: 
si es así, lo disimula estupendamente. 
Los democristianos alemanes 
y gran parte de la derecha del norte de Europa 
han demostrado condenando a Orban 
que se puede ser de derechas y demócrata, 
pero eso en España nunca llega a estar demasiado claro. 
Lamentable y también preocupante.

Las armas. Si no las vendemos ... ¿Para qué las fabricamos?

Una de las noticias relevantes esta semana es la posible prohibición de venta de armas a Arabia Saudí. 

Entiendo que desde un punto de vista "buenista" es una buena noticia, que no podríamos calificar de otra manera más que "razonable". 

No vender armas a un Estado semi feudal, antidemocrático, religioso, sexista y con todas las connotaciones negativas que te puedas imaginar parece absolutamente lógico.

Ahora bien, si aterrizamos mentalmente en este mundo de locos, surgen muchas preguntas:

Si acordamos que Arabia Saudí reúne todos los adjetivos anteriores ... ¿no tendríamos que condenarla y romper esas relaciones fraternales, en la que los respectivos jefes de Estado se autocalifican de "hermanos"? (No en la fe, pero si en la pasta de sus bolsillos).

Si estamos contra las guerras, ¿lo lógico no sería reconvertir toda nuestra potente industria armamentística? 

Permitir fabricar e impedir vender es de un cierto contrasentido difícil de entender. ¿O fabricamos para luego vender solamente a nuestros amigos? Eso en los mercados libres es difícil de llevar a la práctica.

Quede claro que no me gustan las guerras y preferiría que nadie las fabricase, pero, en este planeta, ¿dejamos que solo Trump y sus colegas enloquecidos sean los únicos que fabriquen armas?

Quede claro que odio la violencia y a quienes la defienden pero ... ¿nos escudamos en los DDHH y despreciamos el dinero que proviene del mercado internacional?


Son preguntas básicas si las respondemos de manera aislada, pero mucho más difícil de responder si las vemos dentro de un mundo entrelazado, interdependiente e imposible de vivir ajeno a las realidades globales del entorno. 

jueves, 13 de septiembre de 2018

El Funeral, en el Arriaga, para público muy fanático de Concha Velasco.

El argumento nos cuenta como Lucrecia Conti, la actriz más importante del cine, el teatro y la televisión de España, ha fallecido. 
Asistimos al gran velatorio que el Ministerio de Cultura ha organizado en su honor en un teatro para que el público pueda despedirse de su admirada estrella. 
Sus nietas Ainhoa y Mayte ponen orden porque las muestras de cariño son inmensas. 
También aparece Miguel, un primo lejano cuyo parentesco real es desconocido.
Todo cambia cuando los asistentes quedan encerrados en el teatro porque el fantasma de Lucrecia se aparece para despedirse a lo grande.
Nadie da crédito a lo que sucede, el fantasma tiene asuntos que resolver, la prensa se agolpa fuera … ... ...
Hasta aquí el argumento de la obra. Pero el texto no tiene potencia y la potencia es la vitamina de la escena, así que la obra resulta banal, aburrida y atropellada a partes iguales. Recomendable solo para público muy muy fan de Concha Velasco.

Sanchez le señala el camino a Casado y, o lo imita, o sigue los pasos de Cifuentes y Montón.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho una apuesta decidida por la transparencia y por la ejemplaridad frente a los casos de corrupción o de falta de ética. Solo así puede leerse que dos de sus ministros hayan dimitido ante la mínima sombra de irregularidades y que él mismo haya decidido publicar en internet su tesis presentada en el 2012, sobre la diplomacia económica española. Esto acalla las voces que pretendían hundirle en la sospecha de un supuesto plagio en su trabajo doctoral.

El presidente del PP, Pablo Casado,
durante su comparecencia
en la sede del partido el pasado 6 de agosto
. / 
CHEMA MOYA (EFE)
www.elperiodico.com/es/opinion
La decisión de Sánchez deja a los pies de los caballos a Pablo Casado y su larga resistencia a dar cumplida información sobre su máster expedido por la URJC, bajo investigación judicial por sospechas de fraude. El Tribunal Supremo (TS) decidirá en los próximos días si lo imputa, ya que la jueza del caso aprecia "indicios de responsabilidad penal" en el título obtenido. No caben más dilaciones. El líder del PP se encuentra ante el siguiente dilema: o aporta pruebas claras e indiscutibles de que el máster del que hace gala fue obtenido de forma escrupulosamente regular o bien la resolución de los casos de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes (PP) y la exministra de Sanidad Carmen Montón (PSOE) le indican el camino.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Bienvenida La Vuelta


Hoy La Vuelta rueda por Bizkaia 
y se recorrerá los lugares más turísticos del territorio,
sirviendo de escaparate ante gran parte del mundo.

Me dí una vuelta la semana pasada 
por sus últimos kilómetros
y me encantaron como están.

Por un lado, el balcón lo ha vuelto a ser.
Las últimas veces que había llegado allí 
era imposible ver nada
por estar absolutamente tapado por unos pinos 
que imposibilitaban cualquier vista del fantástico paisaje. 
Tema solucionado.

Por otro lado, los arreglos 
de los últimos kilómetros de la carretera,
que al día de hoy estan perfectamente arreglados
dejan antiguos los comentarios 
que he oído hoy en los "Pericopuertos" 
donde se ha visto el suelo resquebrajado y peligroso.

Hoy cuando vuelvan verán un asfalto perfecto.


martes, 11 de septiembre de 2018

Cataluña. Se puede ser moderadamente optimista.

Hoy vuelve la Diada. Y como en el día de la marmota en EEUU, volvemos a oír las mismas amenazas de saltarse la ley de los mismos. Por contra el mensaje desde Moncloa es significativamente más esperanzador que el del año pasado.

Pero no va a ser fácil ­pasar de la política de confrontación, “de cuanto peor, mejor”, a la búsqueda de un diálogo con unos interlocutores que ofrecen reformas de Estatut o de la Constitución que para una parte de la ciudadanía de Catalunya es ya una pantalla superada. Esos dos millones de ca­talanes, más o menos, que han ­hecho el click con España y que llenarán de nuevo hoy las calles de Barcelona. Ellos ya han comprado el discurso de la ruptura y se lo han hecho suyo.

El posibilismo actual de ERC, que tanto se echó en falta hace ahora un año, es otro dato que puede invitar al optimismo pero sin poder echar las campanas al vuelo.

11 de Septiembre de 2018

lunes, 10 de septiembre de 2018

Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar

Los tres tienen algo de razón, todo depende de cómo se interpreten los resultados, pero primer ministro sólo habrá uno. La conclusión, por tanto, es que las legislativas suecas han desembocado en un galimatías de complicadísima solución.

El auge del SD, en efecto, ha transformado por completo el paisaje político sueco. Hace ocho años ni siquiera estaba en el Parlamento y ahora es la clave del futuro Gobierno. El partido de Akesson fue el que más avanzó en las elecciones, de un 12,9% a un 17,6.
 
Francia, Austria, Polonia, Hungría, ... y ahora Suecia. Dice el refrán que "Cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar". 

No entiendo que desde los núcleos de poder europeo no estén profundamente alarmados y no se busque urgentemente una actitud común de los partidos demócratas ante un peligro tan conocido y cada vez más inminente por estos lares.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Secreto Real



¿Está el arte sacro de nuestro país, bajo la custodia de la Iglesia Católica, en buenas manos?

Una mujer del pequeño pueblo de Rañadoiro, 
con permiso del párroco, 
se llevó a su casa las tres figuras 
y las pintó a su manera.

Ésta no la primera restauración fallida de piezas antiguas de gran valor por manos inexpertas. Una de las más célebres fue la realizada por una octogenaria llamada Celia en un fresco de un eccehomo en Borja (Zaragoza), en 2012.
Posteriormente se han producido otras polémicas restauraciones como la de una imagen del altar mayor de la parroquia de San Sebastián de Reinosa (Cantabria) o la de una talla de San Jorge del siglo XVI, en la iglesia de San Miguel de Estella (Navarra). ¿Está el arte sacro de nuestro país, bajo la custodia de la Iglesia Católica, en buenas manos?