domingo, 10 de octubre de 2021

El reino de España es primero reino y después democracia parlamentaria.

En los libros de historia, cuando se recuerde lo que pasó, se escribirá que la democracia española del siglo XXI fue incapaz de juzgar la corrupción del rey Juan Carlos de Borbón. 

Los hechos son los que son. blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias y fraude fiscal. El papel de la Fiscalía en este asunto es una tragedia nacional. La constatación de que el reino de España es primero reino y después democracia parlamentaria.

Lo ocurrido con este caso supone el mayor fracaso del sistema judicial español en el cumplimiento efectivo de esa teoría que el propio rey nos repetía por televisión. "La Justicia es igual para todos", decía don Juan Carlos. Y nunca fue verdad.