domingo, 3 de octubre de 2021

¿Que no se puede ser provinciano siendo madrileño?

 Una fatuidad que emana de la capital, que se acrecienta con la clase cuando ese madrileño es de derechas y representa el privilegio del rico y que se vuelve inconmensurable cuando se le añade la soberbia que otorga el poder.
Ayuso lo representa todo: capitalidad, clase y poder.
Es toda una provinciana. De Madrid, pero provinciana.
Representante mayor de un supremacismo con ínfulas que no tiene entidad para conformarse como un nacionalismo de primera clase porque siempre está subyugado al español.  

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso,
consulta el móvil en 5th Avenue. 
Sam Simmonds. Pool / Europa Press
www.eldiario.es/opinion/zona-critica/ayuso-provinciana