***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

martes, 10 de agosto de 2010

2300. Diario de vacaciones. Capítulo 08. Día 10

Ayer esperé despierto hasta que Unai llegara. Después de cenar mi hijo se fue a dar una vuelta. Serían las diez y media de la noche. Me quedé en la terraza con un libro de Anna Gavalda. Cinco minutos después de iniciar mi lectura me quedé dormido, a la fresca de la noche, con el libro en las manos. Desperté casi una hora más tarde. Retomé la lectura y disfruté de la noche saltando de las páginas del libro a las estrellas que poblaban abundantemente un despejado cielo que anunciaba una vez más un próximo día soleado y cálido. A las doce y media, puntual, llegó Unai.

Se sorprendió al descubrirme despierto y leyendo. Se sentó junto a mi y me contó que Aurora, su joven amiga de verano, le había pedido para salir. De momento, él no le había contestado ni que sí ni que no. Simplemente la acompañó hasta su portal, a menos de cien metros del nuestro, y se despidió. Estilo. Dice que ya tiene una novia en Bilbao y que no sabe si le gustará que ande con otra durante las vacaciones. Fidelidad. Le pregunté si había hablado del tema con su novia bilbaína. Lo habían hecho. No ligues con nadie este verano, se dijeron.