***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

domingo, 15 de agosto de 2010

Diario de vacaciones. Capítulo 13. Día 15

Lunes. Normalmente en vacaciones todos los días son iguales. Por lo general nunca sé el día de la semana en el que vivo. Desde que encontré a Conchi en la escalera llevo el control de los días. Sé cuando está limpiando la escalera. Calculo cuando va a tocar el timbre. Ese lunes llegó a la puerta de mi apartamento exactamente a las once y veinte. Se había atrasado unos minutos.
-Hola señora escritora, -le saludé mientras la invitaba a pasar mediante una reverencia.
-No me tomes el pelo. ¿Lo has leído?
-Hombre, claro. Fue lo primero que hice nada más llegar a casa.
-¿Y?
-Me ha gustado mucho.
-¿Lo dices en serio o lo dices solamente para cumplir?
-Lo digo en serio. Ya sabes que no soy un experto crítico literario, pero leo libros y puedo asegurarte que he leído muchos relatos  que son mucho más aburridos que el tuyo. No puedo decirte si está bien o mal escrito, pero la historia me ha gustado. ¿Me has traído más?