Google+

sábado, 16 de diciembre de 2017

Lecciones vascas a Cataluña

lavanguardia.com/...lecciones-vascas
El último Euskobarómetro muestra que un 59% de los vascos tiene poco o ningún deseo de independencia. Y, por si no quedaba claro, un 66% rechaza iniciar un proceso similar al catalán en Euskadi. Para que se den estos porcentajes, es evidente que los ciudadanos vascos manifiestan su satisfacción por el Estatuto (77%).

Resulta indudable que el final de la lucha armada y la estabilidad que ha supuesto el retorno al poder del PNV en el 2012 son factores clave para entender el retroceso de la pulsión independentista en la sociedad vasca. 

Sorprende ver la escasa tentación que el proceso catalán produce en los vascos, que en un 81% consideran que el referéndum del 1-O no podía considerarse plenamente legal y válido. 

El rechazo de la declaración unilateral de independencia alcanza el 64% de los consultados. Casi el mismo porcentaje suspende la actuación de las instituciones catalanas (63%), si bien son más críticos con el Gobierno de Rajoy, pues el 81% cree que no ha sabido gestionar el conflicto. 

Los vascos están orgullosos de este esfuerzo que han llevado a cabo en los últimos años por recoser su sociedad, en contraste con “la cohesión interna de la sociedad catalana, que ha dejado de ser un objetivo para ser un obstáculo” (López Burniol).

Y lo grave es que este es un asunto que parece preocupar poco en esta campaña.

La ciudadanía vasca parece "vacunada" de raca-racas

Parece que en el país se va abriendo una nueva etapa 
en la que los radicalismos verbales, 
tan arraigados en muchas bocas de este país, 
se van templando y comienzan a reconocer
 las bondades de la realidad constitucional.

viernes, 15 de diciembre de 2017

En tiempos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento

Miquel Iceta ha marcado el ritmo de la campaña electoral catalana. No solo el ritmo en sentido estricto – ya nadie duda de su capacidad, o voluntad, para el baile – sino el ritmo argumental, hasta ahora plano y previsible por parte de los demás candidatos. Su última aportación ha sido el reconocimiento de estar dispuesto a pedir el indulto para los políticos independentistas encausados. Su planteamiento es sencillo: si de verdad queremos restañar heridas será necesario dar muchas vueltas al caldero de la imaginación en caso de que se produjera una sentencia condenatoria de cárcel.

Ocurra lo que ocurra después de Navidad, la famosa desconexión unilateral debe ser remplazada por la desconexión emocional. Será imposible avanzar un solo paso en la búsqueda de soluciones con un país y unos políticos al borde de un ataque de nervios. Será preciso que los unos pidan el indulto para los supuestos condenados y otros den manguera de agua fría a la caldera de la movilización permanente tan bien organizada por la Assemblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural y rigurosamente rodada por las cámaras de TV3.

Y aquí es cuando aparece Iceta, el político catalán más creíble cuando habla de la recuperación del “seny” y convertir dos bandos irreconciliables en un solo país con intereses generales por encima de la diversidad política.  Por increíble que parezca en una campaña electoral, es el único que saca a diario sobre la mesa la agenda social. Un país, sea comunidad autónoma o república, no avanza en el siglo XXI si no pone proa a las urgencias sociales. Sanidad, Educación, servicios públicos, sueldos, concertación laboral y económica, investigación…

La imaginación al poder más que nunca. “En tiempos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento”. Einstein dixit. 

jueves, 14 de diciembre de 2017

De tumultos y mítines


miércoles, 13 de diciembre de 2017

"La Veritá" en el Arriaga

La Verità es un espectáculo de teatro acrobático, escrito y dirigido por Daniele Finzi Pasca, en el que once artistas se reúnen en torno al telón que Salvador Dalí pintó en 1940 para el montaje de Tristán e Isolda en Nueva York.
El telón sirve de hilo a Finzi Pasca para entretejer historias de inmigrantes en el Nueva York de los 40, la de los propios Tristán e Isolda y la de un director que busca revivir el ánimo de su troupe. 
La Verità empuja al límite las destrezas físicas de la compañía, en un despliegue de imágenes sorprendentes, sombras que juegan a su antojo, rojo sangre, blanco; escaleras suspendidas en el vacío, equilibrios imposibles, contorsiones; plumas y lentejuelas… historias que cobran vida en un vaudeville decadente en el que el lenguaje de la acrobacia excita nuestro inconsciente, haciéndonos ver paisajes interiores que parecen más verdaderos que lo real.

Fenomenal espectaculo que merece la pena disfrutar.

martes, 12 de diciembre de 2017

Es razonable pensar que si se admitiera el derecho a la secesión de Cataluña decenas de territorios reclamarían no ser menos.

Tras tantos meses hablando de lo mismo es difícil encontrar algo nuevo pero, en estas vísperas electorales, personalidades europeas de relieve han planteado sus propias interpretaciones sobre lo que está en juego el día 21. 
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, argumenta con un criterio pragmático que si se admitiera el derecho a la secesión de Cataluña decenas de territorios reclamarían no ser menos, tornando ingobernable la UE. Su vicepresidente, Frans Timmermans, declara que todos los ciudadanos tienen derecho a organizarse para cambiar las leyes que no les satisfagan; y que a lo que no tienen derecho es a ignorarlas.
Lo que remite al principio sustancial del Estado de derecho sintetizado en la fórmula según la cual “la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento”. Lo que parece pensado para describir la actitud del independentismo catalán durante los últimos años. Y ¿qué relaciones civilizadas serían posibles si bastase con no reconocer la competencia de un tribunal para quedar excusado de acatar sus sentencias?

ETA: Ni olvido ni perdón

Acababan de comenzar en Argel las negociaciones entre el Gobierno de Felipe González y la banda terrorista ETA, y los asesinos quisieron demostrar de lo que eran capaces. 

Fue el 11 de diciembre de 1987. Hace 30 años. El comando Argala, liderado por Henri Parot, hizo detonar un coche con 250 kilos de amonal en la casa-cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza. Murieron 11 personas (seis de ellas menores). Cientos quedaron marcadas de por vida. El propio Parot, condenado a 1.802 años por la masacre, reconoció que sabía que podrían morir civiles, y aun así, decidió ejecutar el salvaje atentado. 

ETA ha sido derrotada, pero no debe olvidarse nunca la memoria de sus víctimas ni la catadura de sus líderes, aunque aparenten ahora ser demócratas.

España pierde peso en Europa ... desde que el PP llegó al gobierno

eldiario.es/zonacritica/Espana-pierde-peso-en-Europa-a-raudales
El Estado español se encuentra en el nivel más bajo de representación en los altos organismos europeos de los últimos 25 años. La caída ha venido produciéndose desde que el PP llegó al gobierno en 2012. 

La crisis catalana la ha agudizado. No sólo porque ha influido en que a Barcelona no se le concediera la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), sino porque la sensación de que el problema va a continuar durante mucho tiempo aumenta las posibilidades de que nuestro país coseche nuevos fracasos. 

La Moncloa y sus corifeos mediáticos insisten en culpar de ello al independentismo catalán. Pero en la prensa y en los gobiernos europeos está muy consolidada la impresión de que la falta de voluntad negociadora del gobierno español es igualmente responsable de la crisis.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Las campañas electorales de los partidos van dirigidas a movilizar a los propios.

elcorreo.com/K. Aulestia
Lo que está ocurriendo en Cataluña tiene connotaciones propias en torno al supuesto de que las formaciones que concurren a las urnas cuentan con un electorado poco menos que cautivo al que solo habría que motivar para que el 21-D acuda a las urnas.

Lo primero que llama la atención es la certidumbre con la que los líderes independentistas, después de algunos amagos por rectificar o autocriticarse tras la aplicación del 155, han vuelto a ratificarse en el ‘procés’. Sin duda porque temen que una revisión de sus postulados desconcertaría a las bases secesionistas y, en esa medida, las desmovilizaría. No hay margen para matices y sutilezas. 

Lo segundo que sorprende es la armonía que reflejan los independentistas y una vez asegurada la estricta compartimentación entre bloques, e imposibilitado que se construya puente alguno entre la orilla secesionista y la unionista

El independentismo podría estar al límite de sus fuerzas, pero cuenta con una ventaja que puede ser crucial según transcurren los días de campaña: tiene una alternativa de gobierno, la suya, la que ya se conoce, por desastrosa que fuese su ejecutoria. El resto no tiene más remedio que esperar a que el independentismo se quede por debajo de la ‘nota de corte’ para postularse como partícipe de no se sabe qué fórmula para gobernar las instituciones de la Generalitat. 

"España tiene una tradición larga de volver la espalda a la historia".

www.lasexta.com/.../entrevistas/perez-reverte
El controvertido escritor Arturo Pérez-Reverte habló ayer en la Sexta Noche del valor de la historia en una entrevista que me parecido muy interesante y altamente recomendable.

Defendió que el problema actual es que leemos poca historia, que creemos que todo es nuevo, y olvidamos que lo nuevo es justamente lo olvidado. Simplemente cierto.