Google+
No es el momento para hacer de todo esto una guerra política más. Dejen de lado sus miserias partidistas y seamos útiles. Las banderas, ni alimentan ni curan virus.
del Estado de Alarma. Quédate en casa. Paciencia, solidaridad y optimismo.

martes, 19 de diciembre de 2017

Bruselas deberá vigilar las decisiones de un Ejecutivo inexperto que inquieta al resto de cancillerías.

De la mano del democristiano Sebastian Kurz
el ultraderechista Partido Liberal 
regresó ayer de forma arrolladora al Gobierno austriaco. 
Tercera fuerza en las pasadas elecciones, 
gestionará Interior, Defensa y Exteriores, 
además de la vicecancillería en la persona de su líder, 
Heinz-Christian Strache
Para ello han tenido que moderar su discurso eurófobo 
y renunciar a la celebración de un referéndum 
por la permanencia en la UE. 
Pero mantienen como innegociable 
la reducción drástica de la inmigración
un mensaje al alza en el continente, 
a pesar de que encierra una enmienda a los valores 
sobre los que se sustenta el proyecto comunitario.