lunes, 11 de enero de 2021

Iñaki Gabilondo. Mi respeto y mi aprecio.

Para el enconamiento partidista y la superpolarización han construido moldes de respuesta rápida, argumentarios para la exaltación, pero no me van, francamente. Para sumarse al día a día de una lucha tan encarnizada hacen falta unas fuerzas que confiesa ya no tener y una fe que le flaquea.
Después de tantos años hablando, quisie concluir su vida profesional escuchando a los jóvenes que están haciendo cosas que, tal como él dice, son muchos.
Iñaki sin duda ha sido una opinión referencial para mucha gente de mi edad durante muchos años.
Desde aqui mi homenaje a este gran periodista.
Hoy, simplemente un apunte de interés. Ha señalado que "La libertad, sin regulación, no es libertad". Y es simplemente cierto. Usando el código del tráfico, tú puedes ir a donde quieras, pero siempre hay que respetar determinadas señales para que la libertad la puedadn ejercer todos los que lo deseen. Pues con la "Democracia" y la "Libertad de expresión" ocurre simplemente lo mismo. Gran verdad.