domingo, 3 de enero de 2021

Querido 2021...

 Lo primero, ¡bienvenido! No sabes las ganas que teníamos todos, no hay excepción aquí, de que llegaras. Llevamos esperándote semanas, meses.

Tu predecesor nos ha caído mal. Rematadamente mal. No ha tenido compasión en hacernos una detrás de otra. En llevarnos al límite. Y mira que hace justo un año, cuando le recibimos con los brazos abiertos, pensábamos que el número traería suerte.

Así que no te sientas presionado porque, de verdad, a poco que hagas algo bien, a poco que nos des una alegría, te vas a lucir. El anterior lo ha dejado todo tan devastado, tan arrasado, que tienes mucho donde sembrar y florecer.

Bueno, algo bueno ya has traído, las vacunas. 2020 quiso despedirse con un poquito de esperanza, quiso hacernos un guiño y aflojar un poco. Como si con ese gesto fueramos a olvidar los 12 meses que nos había hecho pasar.

¿Pero sabes lo bueno de todo esto? No somos gente con una buena memoria. Así que, si enderezas esto un poco, de aquí a verano habremos olvidado las penurias de estos meses, habremos olvidado palabras como confinamiento, incidencia, restricciones y dejaremos de pedirte tanto como lo hacemos ahora. 

Y creo que sería un error olvidar. Así que mi último deseo es que nos ayudes a sacar algo positivo de todo esto. Que aprendamos algo de lo que hemos vivido estos meses. 
Y que corrijamos los errores que nos llevaron hasta ahí.
infolibre.es/Helena Resano/Querido_2021