miércoles, 6 de enero de 2021

Falta de planificación, gestión,
sobra de mercantilismo.
En definitiva : ineptitud y mala intención

A las puertas de la tercera ola, nadie puede entender que de las 718.575 dosis distribuidas de la vacuna para COVID-19 únicamente se hayan administrado 82.834, lo que supone menos del 12% del total

La falta de planificación, la pésima gestión de los recursos  y los intereses mercantilistas con las privatizaciones llamando a la puerta se encuentran detrás de tamaña barbaridad, mientras el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se limita a alabar el buen hacer de las Comunidades Autónomas en general.
Poco márgen de maniobra le queda, la verdad.

El dinero que se destine a privatizar los procesos de vacunación no cubre la dispensación de las vacunas, sino que en realidad representa una parte del coste de la ineptitud y de la desidia de esos gobernantes.