viernes, 8 de enero de 2021

Se acabó el "juego". Trump es una amenaza,
y mientras permanezca en la Casa Blanca,
todo el planeta en general estará en peligro.

La negativa del PRESIDENTE TRUMP a aceptar su derrota electoral y su implacable incitación a sus partidarios llevaron el miércoles a lo impensable: un asalto al Capitolio de Estados Unidos por una turba violenta que abrumó a la policía y expulsó a los congresistas de sus cámaras mientras debatían el recuento de votos electorales. 

La responsabilidad de este acto de sedición recae directamente en el presidente, quien ha demostrado que su permanencia en el cargo representa una grave amenaza para la democracia estadounidense. 

Debería ser sustituido de inmediato.

El presidente no está en condiciones de permanecer en el cargo durante los próximos 14 días. Cada segundo que conserva los vastos poderes de la presidencia es una amenaza para el orden público y la seguridad nacional e internacional.

Trump ha demostrado ser "incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo"