Google+
No es el momento para hacer de todo esto una guerra política más. Dejen de lado sus miserias partidistas y seamos útiles. Las banderas, ni alimentan ni curan virus.
del Estado de Alarma. Quédate en casa. Paciencia, solidaridad y optimismo.

miércoles, 17 de octubre de 2007

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Hace ya tres años, en la Declaración del Milenio, las Naciones Unidas se fijaron el objetivo de reducir la pobreza a la mitad para 2015. Acordaron que se debía de perseguir sin pausa ese objetivo contribuyendo a la ejecución de planes nacionales de lucha contra la pobreza y reforzando nuestros mecanismos de cooperación internacional.

Aquel año, el Director General de la UNESCO con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza recordó que se hacía patente la necesidad de una nueva solidaridad mundial para reactivar la ayuda al desarrollo, que convenía que, en nuestras propias esferas de competencia, reduzcamos las fracturas económicas, sociales y culturales que minan las sociedades contemporáneas.

Así pues, con motivo de este Día Internacional, se hace necesario recordar dos cosas: Primero, que el plan no se está cumpliendo y que si seguimos así no se cumplirá ni el tímido objetivo programado. Segundo, que hay que reforzar el llamamiento de solidaridad y responsabilidad para combatir la indiferencia y ayudar a los más vulnerables.