Google+

sábado, 27 de octubre de 2018

Los Sueños del Bosco, en el Arriaga

Bosch Dreams rinde homenaje al Bosco y al movimiento surrealista que él inspiró. 
Los cuadros cobran vida ante nuestros ojos a la vez que los acróbatas muestran su destreza sobre una fascinante lona sobre la que se proyectan videos de tres dimensiones creados por el video artista franco-argentino Ange Potier. 
Sus imágenes abarcan lo que caracteriza tanto al Bosco como al movimiento surrealista.
Excelente trabajo en general, a destacar, el audiovisual.

Dos Retos de Sanchez que más vale sepa atender y encauzar cuanto antes.

En mi opinión, pare terminar de asentar las esperanzas que ha sembrado en gran parte de la ciudadanía, Pedro Sánchez debe ser valiente, y nadie le pide que ejerza de revolucionario enloquecido al asalto de palacios de invierno o de verano. No, simplemente coherencia, democracia y altura de miras. Dos retos son, desde mi punto de vista, los que tiene que saber atender para poder mantenerse con los apoyos que ahora cuenta:

-Una es abrir el camino hacia el Estado plurinacional,  donde ningún ciudadano tenga menos derechos que otros pero su estructura asimétrica deje constancia de la diferente realidad organizativa en lo que ahora denominamos oficialmente comunidades autónomas. Ese Estado que reivindicaba y prometía en la oposición y ahora apenas se le escucha. Ese que es perfectamente capaz de acoger a las naciones vasca y catalana en su seno.

-El otro gran reto de Sanchez es promover un debate sereno constituyente que incluya a la Corona.

Creo que se puede y se deben de abrir esos dos melones con todas las consecuencias. Igual nuestros políticos se asombrarían de la madurez democrática de sus votantes. Sería bueno iniciarlo ya y no esperar a que sea demasiado tarde, porque demasiadas veces a lo largo de nuestra historia hemos intentado arreglar problemas ya podridos por inoperancia. Así nos ha ido y no estaría mal que cambiemos de receta.

viernes, 26 de octubre de 2018

No pidas perdón, cabrón. Devuelve el dinero robado.

Rato ha "asumido los errores" que haya podido cometer y ha pedido "perdón a la sociedad y a aquellas personas que nos hayamos podido sentir decepcionadas o afectadas". El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Caja Madrid cumplirá una pena de cuatro años y medio por el uso de las polémicas 'tarjetas black'. 

Viéndole en la pantalla casi me hace llorar. Casi me convence que todas sus "equivocaciones" las realizó sin querer.

Preocupado por mí mismo, me he dado un sopapo, he dejado de lagrimear y me ha surgido una pregunta que a lo mejor para algunos de sus amigos, compañeros de partido o simplemente simpatizantes de su corrompido grupo político suene a blasfemia pero ...

Y si tan arrepentido estas (cacho cabrón), ¿por qué antes de empezar a pedir perdón en plan esperpéntico ... no devuelves el dinero robado en cada uno de tus actividades delictivas?

Todo lo demás, puta basura.

"Todos los animales son iguales pero algunos animales son más iguales que otros"

Así lo decían los cerdos cuando llegaron al poder en Rebelión en la granja de Orwell.
Los bancos pueden pasar por encima de la ley, apoyando su bota en la cabeza del Supremo, para sentar sus supremas posaderas en nuestra cara y en las de la maltrecha Justicia española.
Habíamos visto tribunales politizados, fallos judiciales ideológicos, jueces enchufados por los partidos, fiscales que defienden a corruptos o maniobras para que las élites eludan la ley, pero no habíamos visto hasta ahora lo que ha ocurrido recientemente en el Supremo.

Lamentable.

jueves, 25 de octubre de 2018

Y mientras tanto ... ¡Felíz Día del Estatuto de Gernika!

El Estatuto de Autonomía del País Vasco de 1979, el Estatuto de Guernica , es la norma institucional por la que el País Vasco, en expresión de su nacionalidad, accedió a su autogobierno, constituyéndose en comunidad autónoma dentro del Estado español

Estos últimos casi cuarenta años han sido los de mayor grado de autogobierno como país y, sin duda, los años donde más democracia se ha respirado en estos territorios.

Durante este tiempo, el mayor enemigo de esta realidad ha sido interno, el originado por la violencia de un sector independentista absolutamente alocado y ahora en proceso de reciclaje político.

Y entre los demócratas, uno de los elementos más desintegradores del país, entiendo que son los propios denominados territorios históricos que nos convierten en un "país de paisitos", incapaz de hablar con una sola voz. 

Lo curioso es que quienes mas lo defienden sean PP y PNV, que desde distintos ángulos y razonamientos, siguen dificultando la constitución de un país unido que, al día de hoy no tiene ni capitalidad, ni himno con letra, ni día del país consensuado suficientemente entre todos los sectores de la población. Por no consensuar, no tiene ni consensuado la denominación del colectivo de futbolistas que pretende representar al país.

Y en estos tiempos en los que se habla de renovar este estatuto, creo que solo cabe tomar en serio este proceso, si quienes lo hacen parten con el objetivo claro e imprescindible de recoger, cuando menos, los mismos o más apoyos que los del que pretende sustituir. Lo demás sería hacer el ridículo, que es lo que están haciendo ahora. Y en este sentido, el Manifiesto Federalista del País Vasco me parece lo más razonable que he leído en los últimos tiempos sobre el tema. Os invito a leerlo y, en su caso, a sumaros.

Y mientras tanto ... ¡Felíz Día del Estatuto de Gernika!

¿Consentirá la ICAyR que uno de sus locales sea centro de peregrinación internacional fascista?

Aunque muchos crean que ya no es así, que ha perdido poder, la Iglesia católica hace todo lo que está en su mano -que es mucho porque Dios está de su parte y ya sabemos cómo se las gasta- para mantener el orden establecido desde el franquismo, que no es otro que el del privilegio, el nepotismo y la corrupción.
www.nuevatribuna.es/opinion
/pedro-luis-angosto/iglesia-catolica-
catastrofe-espana-contemporanea
Y en un gesto de chulería intolerable para un Estado Democrático que se precie, los ejecutivos de esa multinacional se disponen en la actualidad a asestar otro golpe más a la dignidad del país entero, al consentir que en uno de sus locales -la horrible catedral de la Almudena de Madrid- se entierre al más sangriento y brutal de los dictadores de Europa Occidental: Francisco Franco Bahamonde.
Si todo esto es así, obligaría al Gobierno a denunciar ya el Concordato, cosa bastante difícil porque los nacionalistas son católicos y la iglesia les ha prestado impagables servicios, convirtiendo esa construcción patética en un centro mundial de peregrinación de fascistas y ultramontanos.

miércoles, 24 de octubre de 2018

¿Puede Casado llamarnos "golpistas" a los que apoyamos este gobierno?


Casado hoy en el Parlamento ha llamado golpista a Sanchez. Llamar golpista es muy fuerte. Si lo que hizo Tejero te parece una simple travesura podrás decir que quien se enfada tiene la piel muy fina, pero si lo consideras lo más parecido a un intento de asesinato múltiple es un tema muy serio y difícil de olvidar y/o perdonar.

Además, si el presidente es “partícipe” de un golpe de Estado, el líder del PP ha llamado golpistas a los 180 diputados que le respaldaron y a los españoles que los votaron. Y eso es algo más que insultar a mucho más de la mitad de la población de este país. Bastante grave.

Lo suyo ha sido un discurso excluyente y reaccionario, el discurso de la España "de otra época y sistema", el que divide el país entre "sus" buenos y "sus" malos, el del nacionalismo más cutre y repulsivo. 

Es el mensaje que cala en determinados sectores de la población que terminan apoyando a reyezuelos, dictadores y/o populistas del tipo de los Trump y los Bolsonaro. Que no se extrañe si le crecen los enanos a su derecha. Él mismo los está alimentando. Y ya se sabe que esa calaña cuando se siente "crecidita" es difícilmente parable.

Hoy, en "elkar-Bilbao" presentan su libro Losada y Perez Royo

En este libro urgente y polémico se pone en cuestión la posible supervivencia de la Constitución de 78 como instrumento capaz de garantizar la convivencia democrática en España. Su ciclo ha terminado.El constitucionalista Javier Pérez Royo y el analista político Antón Losada unen fuerzas para someter a una discusión sin líneas rojas cuál es la situación actual, por qué el deterioro es tan grande, y a dónde nos conduce el inmovilismo.
Porque concluyen que ya es tarde para impedir que la Constitución de 1978, junto con la monarquía y el bipartidismo, resulte útil para resolver los enormes problemas que España tiene planteados ahora mismo.
Aquella loadísima Transición democrática española no fue tan perfecta como nos contaron, y lo que siguió ha permitido que sus mejores aspectos se hayan ido deteriorando.
 Porque en realidad fue una restauración monárquica que arranca de algunas de las leyes del Movimiento, y porque la Constitución Territorial tampoco fue perfecta, y ha ido creando problemas de ajuste de las nacionalidades que han acabado por someter a la Constitución a una tensión insoportable.
Los dos autores nos hablarán de este trabajo y lo harán acompañados por el periodista de Radio Euskadi, Dani Álvarez, que dirigirá la charla. 
La entrada será libre. 

¡¡Alerta roja, muy muy roja!!

Un vídeo publicado este pasado sábado en YouTube y que se ha viralizado ha captado una escena racista en un vuelo de Ryanair que cubría el trayecto de Barcelona a Londres el pasado viernes.

Si estas cosas siguen pasando en la Europa progre, qué no pasará en el resto del planeta.

Ya me gustaría ver si, esperando a que el soufflé se baje, las autoridades permiten que se corra un "estúpido velo" y dejan que a ese gordo cabrón su chulería suprema le salga gratis.

El odio a lo diferente, el crecimiento del fascismo, el racismo, los nacionalismos excluyentes, gobiernos chulescos a diestra y siniestra que ni intentan disimular su capacidad de manejar sus hasta ahora brazos ocultos para asesinarte estés donde estés, y un largo etcétera de bombillas rojas que se han encendido en nuestro entorno deberían de hacernos reaccionar antes de que nos llegue su "marea" y nos envuelva irremisiblemente.

martes, 23 de octubre de 2018

Armas y monarquías española y saudí.


Apeándose del tren del procés.

El tren del procés parece haber entrado en vía muerta. Todavía se mueve, es cierto, pero va muy despacio y no se le aprecia más rumbo que hacia los hangares. Cuando se detenga definitivamente, los viajeros, tras unos minutos de inicial perplejidad, empezarán a descender lentamente de los vagones. Unos, incrédulos al ver que no han llegado al lugar para el que compraron el billete, otros, tristes al certificar lo que habían empezado a barruntar, y es que el destino soñado nunca existió en realidad.

Cuando ya estén todos en tierra y empiecen a mirarse con estupor, irán cayendo en la cuenta de que faltan aquellos cuyos rostros les resultaban más familiares. Eran los que iban delante, en cabina, animando a los sucesivos maquinistas a no reducir la velocidad (¡tenim pressa!) y a no desviarse de la ruta. Como en un remake postmoderno de Los hermanos Marx en el Oeste no cesaban de gritar a quienes estaban al tablero de mandos los equivalentes del “¡más madera!” grouchiano. 

En el momento en que la realidad se encargó de dejar patente que no había forma de cumplir con semejantes promesas, entre otras razones porque no había ruta posible que permitiera llegar a un destino completamente imaginario, se dedicaron a descalificar, por traidores, a quienes habían renunciado a continuar con la travesía.

Pero si la intención instrumentalizadora de los anfitriones no deja lugar a dudas, la disponibilidad de sus huéspedes a dejarse instrumentalizar no es menos clara. Se trata de seguir viviendo del procés, sea para alentarlo, como al principio, o para lamentarlo o añorarlo, según convenga, como ahora. Quizá tamaño empecinamiento sea debido, se me acaba de ocurrir, a que no saben hablar de otra cosa.

lunes, 22 de octubre de 2018

¿Qué relación tiene el PT con ese fortalecimiento brutal de la extrema derecha?

 Este fenómeno es claramente la reacción rabiosa de las elites brasileñas y de amplios sectores de las capas medias, a las inmensas conquistas de las clases populares durante los gobiernos del PT. Aunque no se trata de una revolución, es el mismo mecanismo de surgimiento de procesos contrarrevolucionarios  como reacción a los procesos revolucionarios.
publico.es/emir-sader/el-pt-y-la-extrema-derecha-en-brasil
Si los gobiernos del PT no hubieran logrado introducir trasformaciones importantes en las relaciones de poder, la derecha no tendría necesidad de una reacción tan radical. No movilizaría todos los recursos de que dispone, legales e ilegales, para enfrentarse a la posibilidad de retorno del PT al gobierno.
La campaña del PT se basa en el objetivo de convencer a la mayoría de la sociedad brasileña de que se trata no de tener armas en la mano, sino un libro en una mano, una cartera de trabajo en la otra. La de Bolsonaro se apoya en el planteamiento de que habría que resolver los problemas de Brasil por la fuerza, por la discriminación y por el recorte todavía más grande de los derechos de los trabajadores.
Lo que ha sido decisivo es la monstruosa campaña de la extrema derecha, basada en las iglesias evangélicas y alimentada por una máquina gigantesca de fake news y de robots. 
Aun con toda esa monstruosa campaña, una encuesta hecha ahora, en segunda vuelta, confirma todo lo que se sabía antes: si Lula pudiera ser candidato, ganaría con tranquilidad a Bolsonaro. Lo cual hace con que la elección brasileña sin Lula se vuelva un fraude.

4800 días ...

... los que lleva este blog abierto en la web.

Más de trece años mostrando opiniones.

No voy a echarme flores
pero la constancia
que he mostrado
es de medio record.

Muchos de los que empezaron
han cambiado de medio.
Pero para mí sigue siendo una gran herramienta.

Y algunos "no ven" ni las manchas de sangre


domingo, 21 de octubre de 2018

Una saga épica, una lección de economía y una comedia musical con seis grandes actores: Lehman Trilogy, en el Arriaga

elpais.com/cultura
Lehman Trilogy cuenta la saga, a lo largo de más de un siglo, de una familia de judíos bávaros que desembarca en el puerto de Nueva York en 1844, y la creación, ascenso y lenta caída de un imperio que empieza con una tienda de algodón en Alabama y acaba comerciando con activos financieros. 
El capitalismo moderno como una carrera sin límites: acumulación, especulación, caída en el vacío. Los ­Lehman pronto aprenden a lucrarse o a salir adelante con todo tipo de sacudidas: la guerra de Secesión, la ley seca, la Gran Guerra, el crash de 1929, la Segunda Guerra Mundial, y así hasta 1969, cuando Bobbie Lehman muere sin dejar herederos y la empresa pasa a manos de otros amos, griegos y húngaros, manteniendo el apellido original por su prestigio, su leyenda.
La historia llega hasta la caída en 2008 de Lehman Brothers, uno de los mayores bancos de inversión. Ese suceso desencadenó la peor crisis financiera en el mundo, de la que aún sufrimos sus consecuencias.
Mas de 100 personajes desfilan delante de nuestros ojos de la mano de seis músicos actores en un fascinante y divertido viaje que narra, a través del humor y del relato, las diferentes etapas de la construcción y deriva del capitalismo moderno, en un tono mordaz e irónico con un aroma a la vez pedagógico y crítico, haciéndonos al público partícipes de los vaivenes de la economía.

No hay ninguna conspiración para desprestigiar al Tribunal Supremo como van contando. Son perfectamente capaces de desprestigiarse ellos solos.

eldiario.es/zonacritica
Todo esto lo cuento sólo para dejar constancia del problema real para nuestro Estado de Derecho que late tras la constante pérdida de credibilidad y de calidad jurídica del Tribunal Supremo. 

La cuestión de las hipotecas deja al descubierto unas vergüenzas que cuando se relatan muchas veces en relación con cuestiones como las anomalías procesales del Caso Procès, son rebatidas con un gesto agrio y patriótico. 

El episodio del impuesto de las hipotecas responde a la misma pendiente de desprestigio, de destrozo, de escándalo por la que lleva tiempo deslizándose el máximo tribunal. 

Un poder omnímodo en manos muy privadas. Porque ¿quién controla ahora mismo al controlador de todos si no es él mismo? ¿qué responsabilidades tiene y ante quién las rinde si no hace bien su trabajo sino ante sus propios miembros? Excepto que sean los poderes fácticos los únicos con posibilidad de hacerles recular como estamos viendo.

Y no, no hay ninguna conspiración para desprestigiar al Tribunal Supremo como van contando. Ya ha quedado claro que no hace ninguna falta. No necesitan a nadie. Son perfectamente capaces de desprestigiarse ellos solos.

¿En la operación de préstamo para la adquisición de una vivienda únicamente a la entidad bancaria le interesa la constitución de la hipoteca en escritura pública como garantía?

www.eldiario.es/zonacritica
Los magistrados de la Sección eran muy conscientes de la transcendencia de la decisión que iban a adoptar y por eso han sido enormemente meticulosos a la hora de fundamentar su decisión y justificar por qué se apartan de la que había sido la doctrina ininterrumpida de más de veinte años del Tribunal Supremo.
A un no especialista en derecho tributario, como es mi caso, lo que más me ha sorprendido de la lectura de la sentencia es que lo que los magistrados ven no se haya visto antes. ¿Cómo es posible que durante más de dos décadas no se haya visto que en la operación de préstamo para la adquisición de una vivienda únicamente a la entidad bancaria le interesa la constitución de la hipoteca en escritura pública como garantía y que, en consecuencia, debe ser ella la que venga obligada al pago del impuesto correspondiente?
Pues esto que parece obvio no lo ha sido hasta antes de ayer. ¿A quién le interesa la constitución de una hipoteca en escritura pública? ¿Por  qué tiene que pagar el impuesto quien no tiene interés alguno en dicha constitución y dejar de pagarlo quien lo tiene? Sorprendentemente, durante más de dos décadas no ha habido ningún órgano judicial al que se le haya ocurrido formularlos.
Una vez que se ha conocido la fundamentación jurídica de la sentencia, no es posible seguir haciendo las cosas como se venían haciendo. Tal como veo la situación, se puede poner en marcha una operación de control de daños, pero nada más. Negarse a aceptar la nueva realidad, únicamente puede conducir a que el problema alcance una magnitud imprevisible, pero enormemente superior a la que tiene ahora mismo.