sábado, 13 de marzo de 2021

Hoy, Pedro Halffter en la Sociedad Filarmónica de bilbao

Director de orquesta y compositor. Ha sido director artístico del Teatro de la Maestranza de Sevilla desde 2004 a 2018.
Ha sido principal director invitado de la Nürnberger Symphoniker, director titular de la Orquesta de Jóvenes del Festival de Bayreuth, director artístico y titular de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y director artístico de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla.
Ha dirigido en los teatros y salas de conciertos más prestigiosos del mundo, y ocupado el podio de las más importantes orquestas sinfónicas.
Experto en la obra de Richard Wagner, hoy ha tocado fantasias sobre Parsifal,, Der Fliegende Hollander, y Tristan und Isolde, entre otras.
Música para fans de Wagner.

abao.org

viernes, 12 de marzo de 2021

Cambio estratégico de Cs.
Ante la inminente absorción por parte del PP
vuelve la apuesta por ser bisagra.

 La decisión de Ciudadanos de apoyar al PSOE en la comunidad de Murcia para desbancar al PP tiene una gran trascendencia para el futuro de la formación naranja en España.

Justo cuando se habían iniciado conversaciones entre las cúpulas del PP y Cs para plantear la fusión de ambos partidos, el movimiento de Murcia supone la apuesta decidida de Inés Arrimadas por intentar que su partido subsista como formación bisagra y no acabe subsumido dentro de las filas populares.

www.lavanguardia.com/golpe-arrimadas

Lo que vino después del anuncio en Murcia con el rifirrafe en la Comunidad de Madrid sobre si fue antes el huevo (moción de censura) o la gallina (elecciones anticipadas) tiene también una evidente importancia en el tablero político español, pero lo que supone un cambio estratégico de calado es la actitud de Ciudadanos.

¿Se acuerdan de Dracula y la jovencita deseosa de ser mordida por el Conde?

Cualquier parecido con la política actual es "mera coincidencia".
 
eldiario.es/opinion/manual-autodefensa-popular

jueves, 11 de marzo de 2021

La decisión de Arrimadas de romper la foto de Colón
fractura el bloque de la derecha
y liga el futuro de Ayuso a Vox

 La sacudida que Inés Arrimadas le ha dado al tablero es de las que obligará a recoger fichas en el suelo.
¿Cuáles?
Todavía es pronto para saberlo, pero de momento ya alcanza a una comunidad como Madrid, la joya del PP, y puede acabar en el Congreso, abaratando el precio de los apoyos al Gobierno de Pedro Sánchez.

La astucia, mal entendida como casi siempre en el caso de la presidenta madrileña, ha llevado a Isabel Díaz Ayuso a dinamitar su acuerdo con Ciudadanos y convocar unas elecciones para evitar que el partido de Arrimadas trasladase a esta comunidad su nueva alianza con el PSOE en Murcia
.

Astucia porque ha provocado un embrollo legal que probablemente se acabará dirimiendo en los tribunales, que es donde la política española ha decidido transferir muchas de sus decisiones por la incapacidad de resolverlas en los Parlamentos. El filibusterismo no es propiedad exclusiva de ninguna formación, aunque algunas abusen más que otras para desesperación de los letrados de las distintas Cámaras.  

La decisión de Arrimadas de romper la foto de Colón fractura el bloque de la derecha y liga el futuro de Ayuso a Vox, algo que a ella no parece molestarle mucho pero que echa por tierra los planes de Pablo Casado en su intento de marcar distancias de una extrema derecha envalentonada y todavía más crecida tras haber barrido a Ciudadanos y al PP en Catalunya.

Ayuso liga su futuro a Abascal en un movimiento que puede arrastrar a Casado, cuyos planes para ofrecerse como una alternativa al PSOE alejado de las estridencias de la extrema derecha se alejan.

Por fín Ciudadanos juega su papel.
Y a Casado solo le "queda" Feijóo.

Inés Arrimadas ha hecho lo que tenía que hacer; de hecho, y probablemente, lo único que podía hacer ya si quiere intentar que Ciudadanos sea un partido con entidad propia, no "el socio del PP" allá donde exista. 
Albert Rivera, seguramente el peor político y estratega de la historia postfranquista, dilapidó en segundos un poder institucional muy grande al aliarse con la ultraderecha de Vox y la derecha del PP en una foto en la Plaza de Colón de Madrid que hoy debe de ser la peor pesadilla de Arrimadas -aunque nunca estuviera allí- junto al Parlament que llenó un día de asientos naranjas sin pena ni gloria.
O Arrimadas intenta lo del partido de centro liberal -aun con escasas garantías de éxito dado el estado del partido enfermo- o desaparece como UPyD; y eso, hoy,
 comienza por desvincularse de Vox.
Quizás ostentar la Presidencia de Murcia, quizás la de Madrid y veremos si la de Castilla y León, insufle algo de oxígeno a Ciudadanos; el poder siempre ayuda, incluso prestado.

Esta foto ha pasado a la historia. Con el PP de Casado se rompió el partido por la derecha y surgió Vox. Ahora a roto por el centro del PP rompiendo con Ciudadanos. El curriculum de Casado pasará a la historia popular  como el presidente mas desastroso de su historia.

Sin Ciudadanos a su lado, ¿qué le queda a Pablo Casado?
¿Qué le queda a la calle Génova antes de ser deshabitada completamente?

Primero, un número dos, su mano derecha, secretario general Teodoro García Egea, fracasado en su tierra: no ha podido evitar la moción de censura en la Murcia que le parió.

Segundo, una Isabel Díaz Ayuso que echa a su partido -de casi toda España- en brazos de la ultraderecha, no solo del partido Vox, sino de la ideología más radical. 

Y en tercer lugar, a Casado y al PP les queda Alberto Núñez Feijóo, que no se habría presentado a las últimas elecciones en Galicia si no viera posibilidades de irse a Madrid como líder por aclamación, que es para él, la única forma de irse; a hombros de dirigencia y militancia. 

miércoles, 10 de marzo de 2021

Como sigamos dándoles canchita,
todavía veremos lo que hoy es impensable.

 


Y mientras tanto, el PP ¿Qué hace?
En palabras de Sanchez, en mi opinión muy acertadas,
hoy en el Parlamento le ha respondido a Casado:
"Siguen siendo el aperitivo del plato fuerte (Vox) que viene luego"

martes, 9 de marzo de 2021

El edadismo que se escondió detrás del bastón que sorprendió a Matías Prats


Para entender cómo nuestra sociedad aborda las cuestiones que tienen que ver con la vejez es fundamental comprender cómo se ha construido y cómo se representa la imagen de esa etapa de la vida. 
Hoy en día, sostener una imagen de la vejez que no se ajusta ni social ni individualmente a la realidad del siglo XXI es un grave error.

 La semana pasada el tema saltó a la opinión pública porque el conocido presentador Matías Prats señaló lo inoportuno que había sido el icono utilizado en la misma cadena de televisión en la que él trabaja, para representar a las personas mayores de 55 años en el protocolo de vacunación. El presentador tiene 71 años (más cerca de los 75 que de los 55), Pablo Motos tienen 55, Ana Blanco, 60, Iñaki Gabilondo, 76… y el icono no les representa. Ese grafismo era una representación sintética de una persona, con pocos trazos, en una figura encorvada y apoyada en un bastón.

¿Representa esa imagen a las personas de más de 55 años? ¿Representa acaso a todas las personas mayores de 75 años? Pues no.  Lamentablemente si ponemos en el buscador de google “icono & persona mayor”, o si buscamos en señalética de tráfico, nos encontraremos con esas mismas imágenes: bastones, andadores, figuras encorvadas, moños.

Si además de los iconos hablamos de las palabras, los términos “ancianos”, “viejos”, “jubilados”, “abuelos”, “tercera edad”, o los posesivos “nuestros mayores” no son adecuados. ¿Por qué? Porque no representan las diferentes maneras de envejecer.

Matias Prats ha bromeado sobre el tema del icono. Comenta divertido que es “algo exagerado, algo negativo”… , y perdona al grafista por su descuido. Pero este tema no es una broma, porque no es la primera vez que ocurre.

Es 
necesario dejar de usar un lenguaje que estigmatizaexcluye y daña. Lo que hay detrás del bastón que sorprendió a Matías Prats es el Edadismo. Un prejuicio que hay que desterrar y que consiste en asumir que las personas de cierta edad no pueden o no deben hacer toda una serie de cosas.

lunes, 8 de marzo de 2021

Igualdad de derechos para todas y todos.

Asistimos entre sorprendidos e indignados a la criminalización de las movilizaciones del 8-M 2021 en zonas como Madrid.
Algo que se ha propagado como la pólvora, tanto que hasta el Gobierno "más progresista de la historia" se ha sumado a través de las declaraciones de la Ministra de Sanidad.

La hipocresía de este país no tiene remedio. Paralelamente a las declaraciones de la Ministra, se anuncia a bombo y platillo que vuelve el público a los eventos deportivos" con aforos del 75%.

Es decir, en el Santiago Bernabeu en Madrid podrán juntarse en pocas semanas 60.000 personas, en el Camp Nou de Barcelona alrededor de 75.000, y en San Mamés más de 33.ooo aficionados. Es decir, un mogollón de gente gritando exaltada continuamente durante dos horas. Pero ahí se ve que no va a haber contagios, claro, el público es mayoritariamente masculino.

Donde prevén que haya contagios es en manifestaciones y concentraciones de como máximo 500 personas en Madrid.

Desde Erikenea animamos a todas las personas que deseamos la igualdad a asumir nuestra responsabilidad y si acuden a las movilizaciones convocadas por los movimientos feministas en las calles, se guarden las distancias de seguridad para poder gritar a través de las mascarillas. Que no se regalen imágenes irresponsables a la prensa reaccionaria.
Animamos a todas las mujeres y hombres a movilizarse en las redes sociales exigiendo la igualdad y derechos para todas y todos.

domingo, 7 de marzo de 2021

Hacienda, Monarquía, PSOE, Política.
Descrédito y desafección.

 La segunda regularización del emérito ha hecho saltar la fórmula imposible de salvar al mismo tiempo a Felipe VI y Juan Carlos I. Como es difícil separar a ambos de la monarquía, precisamente por eso, el problema empieza a ser las tensiones que genera en las instituciones del Estado la gestión de las irregularidades.
Es cierto que la Casa Real no ha dado muchas señales de que esto le preocupe, pero la falta de transparencia genera un daño innecesario tanto a Felipe VI como al estado de ánimo colectivo en un momento de profunda crisis y angustia social.
Hacen falta más explicaciones. Y que tengan sentido. Porque si existe la
percepción de que la Agencia Tributaria tiene distintos ritmos según el contribuyente, la Fiscalía llega tarde, el Gobierno protege a un expatriado exjefe del Estado, el PSOE no da luz verde a las comisiones de investigación en el Congreso, y las explicaciones de Juan Carlos I ni están ni se esperan, volveremos a tener sobre la mesa un menú completo para el descrédito y la desafección. Justo lo que ahora menos necesitamos.
La sociedad española ha puesto fin al silencio y último dique de impunidad que quedaba en pie. Falta que caiga otro, el de cierta superioridad de la Casa Real. Como institución, para no perjudicar a otras, tiene que asumir el relato completo. El pasado merece explicaciones. El futuro cambios. Cuanto antes lo asuman, menos presión para el Estado. Y menos frustración en quienes no la merecen. infolibre.es