sábado, 7 de noviembre de 2020

Biden supera los 300 electores.
Ganan los Demócratas y la Democracia.
Y Trump, el que odiaba a los perdedores,
se tendrá que ir, lo quiera o no.

 Su simpatía por los supremacistas blancos, el negacionismo, la corrupción en su entorno.
Sus feroces insultos que se han convertido en la nueva normalidad de la presidencia más poderosa del mundo.
Por fin, se cierra esa macabra etapa. Termina la pesadilla Trump.
Y estos días disfrutaremos viéndole sufrir y protestar por su contundente derrota.
La administración americana es lo suficientemente sólida como para que este payaso ricachón no se salga con la suya.


Click the map to create your own at 270toWin.com

4 años sin Leonard Cohen

 

El 7 de noviembre de 2016 fallecía Leonard Cohen. El poeta, novelista y cantautor de la voz rota dejó un tremendo legado con algunas de las composiciones más icónicas de la historia de la música.

Hoy es la cantautora Vega quien se sube a una azotea de Madrid para rendir tributo a este canadiense de voz grave que dejó para la posteridad melodías inconfundibles y letras tan profundas como sensuales.

4 años sin Leonard Cohen
He aquí algunas de mis favoritas

Hoy celebramos la XII Edición de #Getxoblog … si bien la cita será, exclusivamente, virtual.


Por primera vez desde que comenzó su andadura, hace ya 12 años, la tradicional edición otoñal de Getxoblog se celebrará este 2020 de manera virtual, el próximo sábado 7 de noviembre de 12.00 a 13.00 horas, apostando por la seguridad de participantes, asistentes y ponentes, y por qué no, considerando la posibilidad de llegar de esta forma a un mayor número de hogares getxotarras… y de alrededores.

Getxoblog es un encuentro de bloggers, entusiastas de las redes sociales, de Internet, y del conocimiento en su más amplia acepción, que año tras año, y ya van 12, se reúnen en el mes de noviembre para charlar sobre temáticas concretas y de actualidad, con las redes sociales, internet y la tecnología como telón de fondo.

Este año, también con debate simultáneo en Twitter con el hashtag #Getxoblog, se realizará con el siguiente formato (online) y programa, bajo la temática general de “transformaciones por la Covid-19”:

Más información.

viernes, 6 de noviembre de 2020

Estados Unidos es la república bananera más grande del planeta. Parece mentira el trabajo que les lleva contar cuatro papeletas.

El mundo sigue asistiendo perplejo a la pataleta de Donald Donald Trump ante la
posible designación de su contrincante, Joe Biden, como nuevo presidente de EEUU .
  
Una pataleta que incluye una ofensiva judicial y arengas a sus seguidores, mientras pone a su país en una vergonzosa situación ante el mundo.

Ayer mismo, Trump tocaba fondo con un bochornoso tuit en el que pedía parar el recuento de votos ("STOP THE COUNT!").

Miles de reacciones por todo el mundo criticaban a Trump y respondían a ese tuit con memes. Trump prometió hacer América grande otra vez sin caer en la cuenta de que el tamaño no indica necesariamente fortaleza, ni magnificencia, ni dignidad, sino que se puede ser muy grande y muy torpe a la vez, muy gordo y muy flojo, más o menos como Donald Trump o como el sistema sanitario de Estados Unidos. Por sí solos, ambos elementos dan bastante pena pero juntos han formado una combinación letal de estupidez e incompetencia, con el presidente clamando a luchar contra el virus chino, desautorizando a los médicos en público o recomendando a sus ciudadanos que tomaran desinfectante o se inyectaran lejía en vena.

Trump prometió hacer América grande otra vez sin caer en la cuenta de que el tamaño no indica necesariamente fortaleza, ni magnificencia, ni dignidad, sino que se puede ser muy grande y muy torpe a la vez, muy gordo y muy flojo, más o menos como Donald Trump o como el sistema sanitario de Estados Unidos. Por sí solos, ambos elementos dan bastante pena pero juntos han formado una combinación letal de estupidez e incompetencia, con el presidente clamando a luchar contra el virus chino, desautorizando a los médicos en público o recomendando a sus ciudadanos que tomaran desinfectante o se inyectaran lejía en vena.

Tras una gestión de la pandemia que oscila entre el disparate y la catástrofe, parecía que Trump estaba abocado a perder las elecciones por una mayoría aplastante, aunque nunca hay que subestimar el peculiar gusto del pueblo estadounidense por llevar la contraria a las encuestas.

Al igual que cuatro años atrás, cuando se presentaba contra Clinton, prácticamente nadie daba un duro por el mamarracho que actualmente ocupa la Casa Blanca, pero el mamarracho (arropado por un formidable equipo de troleros, savonarolas y fabricantes de paparruchas) debe saber muchas cosas que desconocen los politólogos, los intelectuales, los universitarios, los expertos en campaña y los periodistas veteranos de la CNN y del New York Times.

De otro modo, no se explica que a estas alturas la pelea por la presidencia entre Trump y Biden siga pendiente del voto por correo y de una apretada pugna en los estados de Pensilvania, Arizona, Nevada y Georgia.

Puestos a hacer las cosas a lo grande, como le gusta a Trump, nadie gana a los estadounidenses, que lo mismo compran Alaska, que montan la Superbowl, los Playoffs de la NBA, que una superproducción de Hollywood, que el circo de tres pistas de las elecciones presidenciales.

Ha pasado más de un día desde que se cerraron los colegios electorales y puede que pasen varios más antes de que se conozcan los resultados definitivos, pero Trump dio por buenos los primeros escrutinios, que le daban cierta ventaja, y dijo a gritos que no merecía la pena seguir contando votos. Se proclamó vencedor a sí mismo desde la noche del miércoles, en realidad desde semanas atrás, como si esto fuese una de esas pantomimas de lucha libre en las que participó en otro tiempo y no un combate de boxeo que va a decidirse a los puntos. No es que no sepa perder: es que no sabe ni ganar, el tío.

En la nación más mecanizada del planeta, capaz de enviar una sonda más allá de Plutón, de insertar un microchip en el cerebro o de arrasar una aldea a dos mil kilómetros mediante un dron, todavía se usa la tecnología del dedo y la estampilla a la hora del recuento de votos.

Parece mentira el trabajo que les lleva contar cuatro papeletas. Si la gente normal pierde la paciencia, no digamos Trump, que es un bebé hipertrofiado con acceso al botón nuclear. 

Lo que está asegurado es el espectáculo: gane quien gane, y hoy por hoy, Estados Unidos es la república bananera más grande del planeta.

Sin duda ha sido su referente.
Ven que se les acaba la fuente de inspiración,
y toman nota de sus últimas "genialidades".


 

¿Cómo es posible que tantos millones de estadounidenses hayan observado a Trump durante cuatro años, hayan sufrido las dolorosas consecuencias de su mala gestión de la covid-19, hayan oído sus mentiras constantes, hayan visto sus ataques contra sus instituciones y, con todo, le hayan votado más que nunca?

 A la hora de la verdad, la mayor injerencia en las elecciones de Estados Unidos no ha sido obra de Rusia, China, Irán ni Corea del Norte. Ha sido obra del presidente de Estados Unidos.

Lo que sí sabemos con certeza es que el presidente Donald Trump mintió públicamente en la madrugada del miércoles cuando proclamó su victoria e intentó que los jueces le rescataran de la decisión de los votantes. Su desvergüenza socava el sistema electoral estadounidense y la propia idea de un traspaso pacífico de poderes.

Sin embargo, lo que Trump ha hecho ya es lo que los rusos han intentado hacer siempre: arrojar dudas sobre las elecciones y desestabilizar el país. Eso es precisamente lo que está haciendo Trump ahora. Puede abrazar y besar banderas estadounidenses todo lo que quiera y pretender que es un gran patriota, pero lo que ha hecho es traicionar a su país.


Una cosa es que unos piratas rusos saboteen la administración de EEUU desde San Petersburgo y otra, mucho más trágica, que lo haga el presidente desde la Casa Blanca. 

Aun así, muchos votantes ni se han inmutado. El doctor Irwin Redlener, experto en la gestión de catástrofes sanitarias, dice que Trump ha ganado en nueve de los 10 Estados con mayor incidencia de coronavirus. Por eso, al tiempo que me preocupa pensar en los esfuerzos de Trump para hacerle el trabajo sucio a Rusia y deslegitimar estas elecciones, también me debato con una pregunta: 

¿Cómo es posible que tantos millones de estadounidenses hayan observado a Trump durante cuatro años, hayan sufrido las dolorosas consecuencias de su mala gestión de la covid-19, hayan oído sus mentiras constantes, hayan visto sus ataques contra sus instituciones y, con todo, le hayan votado más que nunca?

jueves, 5 de noviembre de 2020

Don Juan, Doña Inés ... y el coronavirus.

En torno al 1 de Noviembre siempre vuelven D. Juan y Doña Inés. Este año, como no podría ser de otra manera, su conversación gira en torno al maldito virus :

DON JUAN

¿No es verdad, Ángel de amor,

que en esta apartada orilla 

no hay que llevar mascarilla

y se respira mejor?


Es verdad -y no te miento-

que arriesgándome salí

desde muy lejos de aquí 

burlando el confinamiento.


He venido de muy lejos

-aunque el lugar me lo callo-

a lomos de mi caballo

para tirarte los tejos.


He amarrado mi corcel,

está todo ventilado;

ya las manos me he lavado

y me he puesto el hidrogel.


Ea, pues, bella señora,

concededme vuestro amor.

Os lo pido por favor

¡desde hace casi una hora!

DOÑA INÉS

- ¡Callad, por Dios, caballero, 

porque es público y notorio

que aunque vos seais el Tenorio

la salud es lo primero!

Con todo lo que se ha dicho

yo prefiero no arriesgar.

No me quiero contagiar,

que a mí me da miedo el “bicho”.

Contenéos, por caridad,

comportaos con elegancia

y mantened la distancia:

es por la seguridad


que este año no habrá romance,

se rompe la tradición.

Ya habrá mejor ocasión 

con la vacuna al alcance


Marchad, pues, por la vereda

y no vayais muy despacio.

Estad en vuestro palacio

antes del toque de queda.

Malos tiempos corren hoy

para encuentros y reuniones.

¡Huyamos de los follones!

Y ya, con esto, me voy.

Ya me despido, señores.

Agradezco su atención 

y deseo de corazón

que vengan tiempos mejores.


Biden se acerca a la victoria. La Democracia en el planeta puede felicitarse.

 



Estados Unidos no se ha rebelado contra la deriva moral de los últimos cuatro años, la depreciación de su democracia ni la mala educación que ha contaminado la Casa Blanca, pero su hasta ahora presidente ha perdido, y se tendrá que ir a su torre de marfil, con su opera bufa incluida..

Un dirigente que ha utilizado el cargo para enriquecerse, que siente fascinación por los dictadores y desprecia la verdad de forma sistemática. Más de 22.000 mentiras o afirmaciones falsas desde que comenzó su presidencia, según el recuento de ‘The Washington Post’, ha estado a punto de repetir. La calidad democrática de gran parte de la ciudadanía que vota republicano queda en entredicho, pero por lo menos, es minoritaria con respecta a la demócrata.

 Estas elecciones eran más un plebiscito sobre su figura una apuesta entre dos visiones del mundo. Parece que ha ganado la mas favorable al diálogo interracial y con otros países, al respeto al medio ambiente, a la ciencia, a las mujeres, etc ...

En definitiva, podemos felicitarnos. 

EE.UU., la ultraderecha y su influencia en la oposición en España

Habrá todavía quien piense que lo que pase al otro lado del charco no
nos afecta. Que analice la realidad de los últimos años.

Pero los acontecimientos de estas horas en Estados Unidos proyectan tensión, división e incertidumbre a una España tensa, dividida e incierta. 

Trump ha querido deslegitimar el resultado electoral sin esperar a la finalización del escrutinio. Y en España, desde el pasado mes de enero, uno de los pilares de la política de oposición es la descalificación del Gobierno como “ilegítimo”.

Si todavía hay gente que no se ha dado cuenta que un "fachita" en la Casa Blanca conlleva multitud de "fachitas satélites" en los países "satélites" del imperio, como el nuestro, es que vive en otro mundo o le importa una mierda. Ambas cosas preocupantes.

Vienen tiempos duros. Todavía más duros. Pero con la victoria de Biden serán mas fácilmente digeribles que con la del enloquecido presidente actual.

miércoles, 4 de noviembre de 2020

FOX, la Cadena televisiva pro Trump, pone a Biden a falta de 6 electores para ser Presidente

 Parece que vamos ganando los demócratas. En las dos acepciones de la palabra, la norteamericana y la genérica. Me voy más tranquilo a la cama.

EEUU. Mapa de resultados provisionales: Sorpresa. Pesimismo. Paciencia. Esperanza.

Mi apuesta es posible:
>
Click the map to create your own at 270toWin.com

Tramposo. Mentiroso. Peligroso. Autoritario. Irrespetuoso. En resumen : Trump.

Paralizar un recuento no es de recibo
ni de personas demócratas
Terminar de contar todas las papeletas
no es lo mismo que votar.
No puedes dejar de contar las papeletas,
aunque sean las que vienen por correo.
Esto no es una dictadura.
Este hombre es peligroso.
La prematura proclamación de la victoria
hecha por Donald Trump
es
 ilegítima, peligrosa y autoritaria.
El presidente se autoproclama ganador
cuando todavía no se han contado todos los votos.

Cuenta los votos. Respeta los resultados.


La influencia neofascista del trumpismo

 

martes, 3 de noviembre de 2020

EE.UU. y la ruleta rusa que nos salpicará a todos/as.

 

Hoy se vota si Trump sí o Trump no.
Solo votan los ciudadanos americanos inscritos,
pero su resultado nos salpica claramente a todos/as.
¿Posibilidades?
Las mismas que si juegas a la ruleta rusa con una bala.
Una contra cinco.
El que quiera y sepa, que rece.
Los demás, contendremos un poco la respiración.

El republicanismo francés es una idea insoportable para el islamismo radical, el autoritarismo y los nacionalismos populistas.

Para el ayatolá Jamenei, el presidente Erdogan o los Hermanos Musulmanes, la república se asemeja al califato islámico que impone la autoridad de Dios, la teocracia, y abomina del laicismo. 

Para Putin o para Trump, es el poder vertical de un presidente nacionalista y autoritario. 

Para Maduro, la dictadura de una mayoría sin respeto a la oposición ni sujeción al Estado de derecho. 

Para los europeos, la república es Francia. Libertad, igualdad y fraternidad. La ilustración. Una sociedad gobernada por las leyes. La escuela laica y las libertades de conciencia, de creación y de expresión bien protegidas. Sin grupos étnicos o religiosos que sitúen sus reglas comunitarias por encima de las leyes de todos. 

Esa república es insoportable para el islamismo radical, el autoritarismo y el nacionalismo populista.

lunes, 2 de noviembre de 2020

300 días de Gobierno ... y sin presupuestos.

Hoy ya son 300 días.
Los que han pasado desde que tenemos un Presidente
de un Gobierno de Coalición Progresista.
Pero seguimos sin presupuestos.


Sería bueno que pronto, a pesar de esta crisis vírica, 
podamos consensuarlos ampliamente y aprobarlos.
Los partidos que apoyaron a este Gobierno,
se supone que serán consecuentes.
Pero no estamos para hacer ascos a ningún otro apoyo.
Cs. parece que mantiene intacto, a pesar de las críticas internas y externas, el rumbo de su estrategia desde el inicio de la pandemia: “Política útil”, abriéndose a pactos con el Gobierno. A ver si es verdad.
Una abstención del PP podría servir para volver a dejar solos a los "nostálgicos del régimen anterior".
A ver.

No todo puede salirnos mal en este 2020.


Este año del que ya hemos vivido 10 meses, a punto de acabar, nos ha dado muchas mas noticias malas que buenas. Indiscutible. 

Y es difícil equilibrar la balanza, pero entramos en la semana decisiva en la que, tal como dice la Ley de Murphy, aunque parezca increíble, todo puede ir peor aún. Por ejemplo, en función de lo que pase mañana en las elecciones en Estados Unidos. Mañana, martes, se celebran los comicios y el mundo entero va a esperar, con inquietud, los resultados. 

Históricamente, siempre hemos estados pendientes de las elecciones en ese país, por el peso que tiene Estados Unidos en el contexto mundial, peso tanto político como económico, pero nunca se ha contenido tanto la respiración como se va a contener mañana al cierre de los colegios electorales.

Una nueva victoria de Donald Trump sería desastrosa para la democracia y para el orden mundial. El discurso 'Trumpista' ha atravesado fronteras y se ha instalado en muchos rincones del mundo, no solo haciendo explotar grupos, hasta hace pocos minoritarios o residuales, sino calando también en alguna derecha hasta hace poco moderada.

Así que contendremos el aliento hasta saber si gana Biden y devuelve a los Estados Unidos al camino de la democracia y el multilateralismo, aunque algunos de los destrozos ocasionados por Trump sean ya de difícil arreglo. ( Ángels Barceló )

domingo, 1 de noviembre de 2020

Las playas de Sope hoy

 


Un "txistulari" animando musicalmente el paseo de la costa. 

Asesinatos por islamistas violentos en Francia
¿Debemos de pedir perdón a los países islámicos radicales por ...

 ... la teoría de la evolución,

... la libertad de expresión,

... la libertad de pensamiento y de creación,

... la libertad entre hombres y mujeres,

... la racionalidad

... la ilustración,

... los Derechos Humanos,

... faltar a seres imaginarios,

... no obligar a nadie a llevar burka,

... la democracia,

... la ciencia,

... las vacunas,

... el derecho a la duda,

... la teoría de la relatividad,

... el big band,

... el aire acondicionado,

... el vino,

... el jamón,

... el camembert francés ?

NO, NO Y NO



Ahora bien, si que hay algo que agradecerles

... gracias por quedaros con Juan Carlos I

ESTO SÍ

(Recogido del dúo de Mongolia en ARV de LaSexta)