***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

viernes, 6 de noviembre de 2020

¿Cómo es posible que tantos millones de estadounidenses hayan observado a Trump durante cuatro años, hayan sufrido las dolorosas consecuencias de su mala gestión de la covid-19, hayan oído sus mentiras constantes, hayan visto sus ataques contra sus instituciones y, con todo, le hayan votado más que nunca?

 A la hora de la verdad, la mayor injerencia en las elecciones de Estados Unidos no ha sido obra de Rusia, China, Irán ni Corea del Norte. Ha sido obra del presidente de Estados Unidos.

Lo que sí sabemos con certeza es que el presidente Donald Trump mintió públicamente en la madrugada del miércoles cuando proclamó su victoria e intentó que los jueces le rescataran de la decisión de los votantes. Su desvergüenza socava el sistema electoral estadounidense y la propia idea de un traspaso pacífico de poderes.

Sin embargo, lo que Trump ha hecho ya es lo que los rusos han intentado hacer siempre: arrojar dudas sobre las elecciones y desestabilizar el país. Eso es precisamente lo que está haciendo Trump ahora. Puede abrazar y besar banderas estadounidenses todo lo que quiera y pretender que es un gran patriota, pero lo que ha hecho es traicionar a su país.


Una cosa es que unos piratas rusos saboteen la administración de EEUU desde San Petersburgo y otra, mucho más trágica, que lo haga el presidente desde la Casa Blanca. 

Aun así, muchos votantes ni se han inmutado. El doctor Irwin Redlener, experto en la gestión de catástrofes sanitarias, dice que Trump ha ganado en nueve de los 10 Estados con mayor incidencia de coronavirus. Por eso, al tiempo que me preocupa pensar en los esfuerzos de Trump para hacerle el trabajo sucio a Rusia y deslegitimar estas elecciones, también me debato con una pregunta: 

¿Cómo es posible que tantos millones de estadounidenses hayan observado a Trump durante cuatro años, hayan sufrido las dolorosas consecuencias de su mala gestión de la covid-19, hayan oído sus mentiras constantes, hayan visto sus ataques contra sus instituciones y, con todo, le hayan votado más que nunca?