***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Algunas causas de la desconexión entre alumnado y profesorado

Puesto que hoy es el primer día de clase en muchos centros de enseñanza, no viene mal recordar algunas causas de desconexión entre alumnado y profesorado.

Via Denken Über llego a un texto publicado por Apple sobre el porqué de la actual desconexión entre cómo los estudiantes aprenden y cómo los profesores enseñan. La reflexión se basa en un trabajo de Ian Jukes y Anita Dosaj titulado Understanding Digital Kids (PDF de 248 Kb, 27 págs.) en el cual defienden que parte del problema está en la pobre relación existente entre estudiantes “nativos digitales” y profesores “inmigrantes digitales”.

Jukes y Dosaj hacen este cuadro resumen para mostrar las diferencias entre ambos colectivos:

Estudiantes
“nativos digitales”
Profesores
“inmigrantes digitales”

Prefieren recibir información ágil de múltiples fuentes multimedia

Prefieren un suministro lento y controlado de información por parte de un número limitado de fuentes

Prefieren procesos en paralelo y la multitarea

Prefieren un único proceso y realizar una sola tarea cada vez

Prefieren procesar imágenes, sonidos y videos antes que textos

Prefieren procesar textos antes que imágenes, sonidos o videos

Prefieren el acceso aleatorio a la información mediante hiperenlaces

Prefieren acceder a la información de manera lineal, lógica y secuencial

Prefieren interactuar en red y de manera simultánea con muchas otras personas

Prefieren que los estudiantes trabajen de manera individual

Prefieren aprender “just in time”

Prefieren enseñar “just in case” (el exámen)

Prefieren satisfacciones y recompensas inmediatas

Prefieren satisfacciones y recompensas diferidas

Prefieren aprender aquello que es inmediatamente relevante, aplicable y divertido

Prefieren seguir el plan de estudios y las pruebas estandards


Recogido de de el Blog de Genís Roca