El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

sábado, 1 de septiembre de 2007

Sí claro y rotundo al trenecillo

Mi compañero blogero sopeloztarra que nos escribe en su último comentario unas reflexiones sobre la vuelta al curso político, pega un tirón de orejas a los jóvenes del Partido por hacer seguidismo de los mayores en el tema del Tren de Alta Velocidad. Se pregunta en su blog "Lauburu Gorria" por qué no se nos ocurre más que hacer la pelota a los de arriba con el puñetero "trenecillo" que no es más que otro negocio.

Yo creo, y así se lo dicho en un comentario en su propio blog, que el trenecillo, como él le llama, es junto con el puertocillo, la autopistecilla, el aeropuertecillo, las fabriquillas y el resto de las infraestructurillas lo que hacen mas país que muchos tocapelotillas, con perdoncillo.

De sobra son conocidos en nuestro pueblo los que se opusieron al Guggenheim, a la ampliación del puerto, al corredor de Uribe Kosta, a la doble via del metro, y a una infinidad de iniciativas, de infraestructuras al fin y al cabo, que sirven para "hacer País" con mayúsculas. Y son estas propuestas las que le llegan a la ciudadanía con bastante más calado que otras mucho más difusas, en las que a veces se enfrascan e incluso se ofuscan algunos políticos de altura y que al personal le importan un higo.