***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

domingo, 2 de septiembre de 2007

Eneko, desde Ramala

Eneko, el joven sopeloztarra que ha acompañado de regreso a su país a los niños y niñas de Palestina que han visitado nuestro pueblo este verano, me ha escrito estas lineas que quiero compartir con vosotros:

"Estoy en Ramala. Esto es muy duro. Un país ocupado militarmente y en el que te encuentras a los malos en cualquier esquina. Se me hace un nudo en la garganta cuando voy al muro, cuando paso los controles con colas inmensas de palestinos queriendo pasar al otro lado. Estan como perros en jaulas. Esta claro que tienen casas, agua, luz, ... pero la vida aquí es muy dura. No solo por la situación en la que se encuentran sus casas, o la higiene misma. Si no porque viven una ocupación continua. He estado en Nablus y me toco vivir un toque de queda.

Los soldados israelies entran con total impunidad en los campamentos, se ponen a pegar tiros, ... Ayer mismo participe con más cooperantes de todo el mundo en una marcha en el muro y los soldados aún habiendo periodistas cargaron contra nosotros y los palestinos, con pelotas de goma, gases, ... Hubo tres heridos. Y esto es todos los días. Igual que el que retengan a cooperantes. Porque hay una larga lista de cooperantes que han sido devueltos a su país y no les han dejado pasar. Pero gracias a todo el apoyo que he recibido desde allí, estoy aquí, en territoio palestino".

Desde aquí, Eneko, un abrazo muy fuerte.