***********************************
desde el primer Estado de Alarma originado por la pandemia.
Y si no se renueva ... para que se acabe y volvamos a cierta normalidad.

viernes, 21 de septiembre de 2007

La ponencia política es más clara de lo que algunos quieren deducir

La presentación de la ponencia política al público, y una vez que todos los ilustres analistas concluyeron que la misma no era mas que un apaño para contentar a la vez a las dos sensibilidades del partido, quedó prácticamente eclipsada con las noticias que se difundieron inmediatamente después en relación a la retirada primero de Imaz y luego de Egibar.

Pero en contra de lo que otros han analizado, y coincidiendo plenamente con lo que Xabier Gurrutxaga cuenta en EL CORREO de hoy, yo también deduzco de la lectura del texto que lo prioritario y lo estratégicamente relevante para la acción política no es tanto la consulta cuanto el acuerdo, primero entre vascos y después con el Estado. Dice así el párrafo referido a esta cuestión: “EAJ-PNV se marca como objetivo la consecución de un acuerdo que sea fruto de un amplio consenso entre las formaciones políticas y de las Instituciones de Euzkadi y el Estado. Un nuevo escenario que deberá ser refrendado por la sociedad en un marco de respeto a los derechos humanos y las libertades democráticas

Siendo ese el horizonte y el objetivo perseguido, el texto también se plantea el escenario, creo que no deseado, de una situación de bloqueo por imposibilidad del acuerdo. Y ante tal eventualidad, como instrumento de desbloqueo se plantea tímidamente que ‘sería deseable’ que fuera la propia sociedad vasca quien a través de la consulta validara un proceso que permita superar los obstáculos. Está claro, cuando menos en el texto, que esta previsión no se erige en el eje central de la estrategia que debe inspirar la política del PNV los próximos cuatro años.

Además yo estoy seguro que si de verdad apostamos por la estrategia de los acuerdos transversales el consenso será posible. Puede que sea excesivamente optimista pero la otra posibilidad, la del desacuerdo y el enfrentamiento, ya se a donde conduce y no quiero volver a realizar ese recorrido.