Google+
No es el momento para hacer de todo esto una guerra política más. Dejen de lado sus miserias partidistas y seamos útiles. Las banderas, ni alimentan ni curan virus.
del Estado de Alarma. Quédate en casa. Paciencia, solidaridad y optimismo.

sábado, 22 de junio de 2013

Lacasa, Rajoy, Muniain y el Lehendakari.

José María Lacasa. Sin ser un lector voraz de prensa económica es poco probable que le suene este nombre, pero es el secretario general de la patronal española. Lacasa fue nombrado secretario general de CEOE en octubre de 2008 a propuesta del encarcelado expresidente, Gerardo Díaz Ferrán. 

Pese al habitual secretismo de la patronal con los sueldos de su plantilla ayer se conoció su sueldo: alrededor de 250.000 euros, tres veces lo que cobra, por ejemplo, el presidente del Gobierno. (eldiario.es).

Sin duda es algo que nos tiene que hacer reflexionar, lo cual no quiere decir que haya que subirle el sueldo ni a Rajoy, ni a su sucesor si a nadie que se dedique a la política profesionalmente. Menos aún si el dinero llega directa o indirectamente, total o parcialmente de las arcas públicas.

Pero no me parecería completo, ni justo el rasgado de vestiduras si, junto a nuestra indignación por los sueldos de esta gente, no añadimos la de los cientos, y digo cientos, de jóvenes y no tan jóvenes deportistas que multiplican por mucho el sueldo de Lacasa y, por supuesto, del 99,9% de la gente que les sigue ardientemente.

¿Es razonable que Lacasa cobre más que Rajoy? En mi opinión, no.
¿Es razonable que Iker Muniain cobre más que el Lehendakari? 
Pues, en mi opinión, tampoco.