Google+

miércoles, 5 de diciembre de 2018

La Constitución en el País de las maravillas.

Durante esta semana volveremos a escuchar que la Constitución Española -que mañana cumple 40 años- evitó la propagación de algunas plagas bíblicas, nos ahorró otra previsible Guerra Civil, etc ... Pero para muchísima gente no ha sido así.

Escribía Karl Kraus que aparentar tiene más letras que ser.

Una cosa es lo que vendemos y otra cosa es lo que hay. 


Lo que hay: dice el texto que todos los españoles tienen derecho al trabajo, a la libre elección de profesión y a una remuneración suficiente. Y sin embargo hay 3,3 millones de parados y casi la mitad de los españoles es mileurista.

Dice el texto que todos somos iguales sin discriminación por razón de sexo. Y sin embargo sólo una de cada cuatro mujeres alcanza puestos directivos.

Dice el texto que «toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general». Y sin embargo asistimos al sistemático saqueo de las cuentas públicas.

Mañana, en el país de las maravillas, se leerá públicamente el texto en multitud de rincones. En 169 artículos cabe mucho cuento. Una sarta de palabras vacías. Aun así habrá que trabajar desde ella para que se cumpla y no cansarse en intentar consensuar sus modificaciones.