El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

sábado, 12 de diciembre de 2020

El Gobierno tiene que pasar a la ofensiva

La situación política no puede seguir degradándose.
Y menos al ritmo al que lo está haciendo en las últimas semanas. Porque de lo contrario, se camina hacia el descontrol y puede que al desastre.
El Gobierno tiene que dar un golpe de timón. Porque es el único que tiene los instrumentos para intentar cambiar las cosas, aunque a veces no lo parezca.
No es tiempo de contemplaciones o de apaños y menos de discusiones bizantinas en los tiempos que corren.
Los riesgos son demasiado grandes para seguir haciendo lo mismo.La crisis de la jefatura del Estado es un hecho incontrovertible.
Y quien diga lo contrario no se entera. O no quiere enterarse.
Los delitos de Juan Carlos I van a arrastrar inevitablemente a su hijo a menos que se cambie radicalmente la manera en que se está intentando protegerle.
Si a estas alturas de nada vale recordar que el emérito fue un personaje fundamental de la Transición, tampoco sirve ya insistir en que Felipe VI se ha separado de su padre,
Porque el escándalo ha ido demasiado lejos como para que sirvan esos paños calientes. Porque insistir en esa excusa podría hasta terminar implicando al hijo en las tropelías de su padre.
La gente no está para ejercicios de comprensión benevolente.