Google+
El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca. -Kant-

sábado, 11 de julio de 2020

La única memoria histórica que tenemos los de nuestra generación, por ser la que hemos vivido en directo, es la del terrorismo de ETA

Por una parte. resulta evidente que ninguno de los actuales dirigentes políticos de las izquierdas y de los nacionalismos tiene recuerdos directos de la guerra civil y la posguerra. En cambio, todos ellos vivieron en primera persona el terrorismo de ETA que finalizó con la declaración del 20 de octubre de 2011. En rigor, la única memoria histórica que tenemos los de nuestra generación, por ser la que hemos vivido en directo y que nos dejó marcados de por vida, es la del terrorismo de ETA.

Por otra parte, no hay nadie en la política vasca, y dudo que tampoco fuera, que sea capaz, como los dirigentes de Sortu, de justificar hasta 2011 el asesinato a sangre fría de un oponente político y a partir de entonces convertirse en artesanos de la paz e incluso reprochar a los demás que no quieran la paz: ¿cómo confiar en gente así?

La respetabilidad democrática de EH Bildu requiere de dos grandes pasos aun no dados por la coalición porque no se puede alimentar a la bestia y después desentenderse de sus actos. Tendrán que añadir a su diccionario la palabra condena. Y tendrán que jubilar a toda una generación a la que cuesta creer cuando se disfrazan de la monja de Calcuta. Y mientras tanto, ni tripartito, ni hostias.

Creo que hay que ir a votar, aunque sea tapándote las narices. Ahora lo tenemos más fácil con la mascarilla. Pero hazlo. Vete y vota.

Se supone que los políticos deben ser un espejo fiel de lo que es la sociedad. Pero la distancia entre representantes y representados parece haberse acrecentado en la dirección contraria a la deseada. Los españoles, y los vascos entre ellos, somos ahora mejores ciudadanos de lo que eramos hace 20 años, pero nuestros representantes, o parte de ellos, parecen haber ido a peor. 

Demasiadas veces hemos comprobado que en todos los partidos hay gente valiosa que podría estar y no está, mientras que algunos de los que están no deberían estar. La presencia de malos políticos no es casual, sino que responde a un problema de selección adversa en los partidos, de una selección basada en la fidelización al líder supremo y no en su valía. El apoyo al líder y a su equipo es moneda de cambio para el reparto de cuotas de poder. Es algo transversal a todos los partidos a lo largo de la historia. 

La irrupción en la política española estos últimos años de Podemos y Ciudadanos hizo albergar ciertas esperanzas de que aquello iba a cambiar, pero si hay algo claro en la nueva política como en la vieja, es que la maquinaria de los partidos prioriza su propia existencia y que los líderes no perdonan. 

Que se lo pregunten a cualquiera que haya tenido que salir de la organización política en la que militaba simplemente por discrepar del líder, por proponer diferentes alternativas o, simplemente, por no seguir a pies juntillas las directrices "de arriba". Somos muchos los que nos hemos curtido en esas "cazas de brujas" que las cúspides realizan periódicamente para tener serviles seguidores en sus filas. Y aquí no hay partido que se salve de tan antidemocráticas  "maniobras".

Así que mañana, si no eres uno de los beneficiados de las decisiones de tu líder, o simplemente, si no tienes líder porque no te da la gana, lo más probable es que tengas que ir a votar, esto último ni lo cuestiono, tapándote las narices. Ahora lo tenemos más fácil con la mascarilla. Pero hazlo. Vete y vota. Y si tu voto ayuda a desmontar los tinglados serviles, mejor.

La educación, la gran olvidada de la campaña electoral

En este nuevo contexto de pandemia, la campaña electoral ha tenido una llamativa ausencia: la educación. 
En una campaña en la que la sanidad pública se ha convertido en un punto prácticamente indiscutible, la educación se ha quedado como un tema secundario cuando no claramente olvidado.
Esta falta de propuestas educativas escuece o debería de escocer en el ámbito educativo. La pandemia debería haber sido una oportunidad para que se dé un cambio importante en el mundo de la educación que sirva para preparar al alumnado para el mundo que viene tras la pandemia. Un mundo donde los alumnos y alumnas deberán desarrollar una mayor autonomía personal, aprender a convivir con la incertidumbre, ser más creativos y "aprender a aprender".

Ningún partido político en esta campaña se ha atrevido con el tema, ninguno ha sido claro con sus planes a corto y medio plazo con lo que ha de acontecer en las aulas. 
Lo único bueno de todo esto probablemente sea que en el nuevo ejecutivo que se forme, fruto de todo esto, presente una nueva cabeza en la Consejería. 

viernes, 10 de julio de 2020

La gente de 60 y 70 de hoy celebra el Sol cada mañana y sonríe para sí misma muy a menudo…

Sandra Pujol: *Si observamos con cuidado podemos detectar la aparición de una franja social que antes no existía: la gente que hoy tiene entre cincuenta y setenta años.* *A este grupo pertenece una generación que ha echado fuera del idioma la palabra "envejecer", porque sencillamente no tiene entre sus planes actuales la posibilidad de hacerlo.* *Se trata de una verdadera novedad demográfica parecida a la aparición en su momento, de la "adolescencia", que también fue una franja social nueva que surgió a mediados del S. XX para dar identidad a una masa de niños desbordados, en cuerpos creciditos, que no sabían hasta entonces dónde meterse, ni cómo vestirse.* *Este nuevo grupo humano que hoy ronda los cincuenta, sesenta o setenta, ha llevado una vida razonablemente satisfactoria.* *Son hombres y mujeres independientes que trabajan desde hace mucho tiempo y han logrado cambiar el significado tétrico que tanta literatura latinoamericana le dio durante décadas al concepto del trabajo.* *Lejos de las tristes oficinas, muchos de ellos buscaron y encontraron hace mucho la actividad que más le gustaba y se ganan la vida con eso.* *Supuestamente debe ser por esto que se sienten plenos; algunos ni sueñan con jubilarse.* *Los que ya se han jubilado disfrutan con plenitud de cada uno de sus días sin temores al ocio o a la soledad, crecen desde adentro. Disfrutan el ocio, porque después de años de trabajo, crianza de hijos, carencias, desvelos y sucesos fortuitos bien vale ver el mar con la mente.* *Pero algunas cosas ya pueden darse por sabidas, por ejemplo que no son personas detenidas en el tiempo; la gente de "cincuenta, sesenta o setenta"", hombres y mujeres, maneja la computadora como si lo hubiera hecho toda la vida. Se escriben, y se ven, con los hijos que están lejos y hasta se olvidan del viejo teléfono para contactar a sus amigos y les escriben un e-mail o un whatsapp.* *Hoy la gente de 50 60 o 70, como es su costumbre, está estrenando una edad que todavía NO TIENE NOMBRE, antes los de esa edad eran viejos y hoy ya no lo son, hoy están plenos física e intelectualmente, recuerdan la juventud, pero sin nostalgias, porque la juventud también está llena de caídas y nostalgias y ellos lo saben. La gente de 50, 60 y 70 de hoy celebra el Sol cada mañana y sonríe para sí misma muy a menudo…hacen planes con su propia vida, no con la de los demás. Quizás por alguna razón secreta que sólo saben y sabrán los del siglo XXI.* La juventud se lleva por dentro. La diferencia entre un niño y un adulto; simplemente es el precio de sus juguetes. https://www.facebook.com/ipsdocentes/posts/2469282653113392/

La inviolabilidad del rey tiene tanto fundamento como la infalibilidad del papa.

eldiario.es/opinion/zona-critica/inviolable-debe-democracia
Ya iba siendo hora de empezar a llamar a las cosas por su nombre. La inviolabilidad del rey tiene tanto fundamento como la infalibilidad del papa

Que tal cosa esté escrita en la Constitución y sigamos aceptándola después de 40 años de democracia no significa que no nos parezca una solemne bobada.

Debería ser obvio a todos los efectos que el blindaje de la Jefatura del Estado en sus acciones políticas no tiene nada que ver con una supuesta protección total ante latrocinios, irregularidades o delitos de cualquier índole que pueda cometer el titular de la misma

Si la monarquía parlamentaria es una solución pragmática para vestir de legitimidad democrática un régimen anacrónico de gobierno, lo de la inviolabilidad del rey es simplemente una antigualla que ofende a la inteligencia de una ciudadanía empoderada y contribuyente. 

De hecho, Felipe VI y Leticia Ortiz tendrían que ser, a estas alturas de este pandémico siglo, los primeros interesados en renunciar al dudoso privilegio que supone poder teóricamente hacer lo que les venga en su "real" gana al margen de las leyes. Por ese camino a la corona le quedan no muchos telediarios. Ellos sabrán.

jueves, 9 de julio de 2020

Atxabiribil. Sopelana.

LAS ELECCIONES Y EL AUTOGOBIERNO: PENSEMOS, TAMBIÉN, EN EL FUTURO :

El próximo domingo tendremos ocasión de emitir nuestro voto en las elecciones al Parlamento Vasco. Cada cita electoral es un momento decisivo en la relación entre partidos y sociedad en el que los partidos tienen una gran responsabilidad: analizar los retos a los que debemos enfrentarnos, expresar sus prioridades y concretar sus propuestas. En estas elecciones vamos a decidir quienes integran el Parlamento Vasco, qué mayorías y minorías se conforman en su seno y, sobre esa base, indirectamente, la configuración política del Gobierno y de la oposición. 

Gobierno y oposición tendrán la responsabilidad de gestionar el presente de la sociedad vasca, tratando de garantizar, a la vez y de la mejor forma posible, un futuro de libertad, justicia y bienestar. Entre los elementos que necesariamente deben integrar las bases de ese futuro se encuentra, de forma destacada, el autogobierno.  

En la sociedad vasca se manifiesta, de forma reiterada, una mayoritaria satisfacción con el sistema de autogobierno del que disfrutamos en el seno de la España constitucional. Pero la satisfacción con este autogobierno no debe hacer olvidar la necesidad de mantenerlo en las mejores condiciones y de buscar remedios a sus problemas de funcionamiento. Tenemos la convicción de que solo podremos seguir disfrutando de un saludable y robusto autogobierno si no nos olvidamos de mantenerlo en buenas condiciones, incluyendo las reformas que sean convenientes para hacerlo más saludable. 

Esa tarea exige diálogo y acuerdo entre las fuerzas políticas; exige saber plantear los objetivos adecuados, en forma viable, en el entorno político-jurídico idóneo y en términos que se correspondan con el sentir y las pretensiones de una mayoría cualificada de la sociedad vasca. Es decir, sin voluntarismos faltos de realismo, sin embarcar a la sociedad en proyectos que acabarían irremediablemente en frustración, y sin poner en peligro la cohesión de la sociedad que, recordemos, es frágil. 

Nuestra Asociación viene afirmando de forma reiterada desde su creación, que un autogobierno del País Vasco saludable y robusto solo es posible en el seno de un sistema autonómico general igualmente saludable y robusto. Lo que requiere algunas reformas, porque existen elementos que se han demostrado poco satisfactorios y a la vez, están ausentes algunos instrumentos indispensables para garantizar el buen gobierno del sistema. La pandemia que seguimos sufriendo aún, nos ha enseñado las virtudes del gobierno compartido (la llamada co-gobernanza) pero asimismo, las dificultades para articularla debidamente. Una crisis que ha mostrado las virtudes y los defectos del sistema autonómico; es decir, su bondad sustancial y, al mismo tiempo, la necesidad de mejorarlo. En otras palabras, la profundización federal que, como Asociación, venimos reclamando. 

Por eso, pedimos a las fuerzas políticas que obtengan representación en el Parlamento Vasco que, desde el gobierno y la oposición, en un diálogo que trate de integrar todas las sensibilidades, contribuyan a impulsar propuestas viables, útiles e integradoras como la que propugnamos, dirigida a hacer posible un autogobierno sólido en el futuro que sirva para una sociedad más próspera, justa y cohesionada. 

Asociación Federalistas del País Vasco

miércoles, 8 de julio de 2020

Urduliz y Sope desde las peñas.

Lo del rey Juan Carlos no se podía saber. Sólo algún mindundi que otro.

Estoy impactado por las sucesivas revelaciones sobre el rey Juan Carlos, como imagino que estarán impactadas varias generaciones de españoles. ¡Comisiones, dinero negro, paraísos fiscales, testaferros! Quién lo iba a decir, quién podía sospechar que el rey ejemplar andaba metido en negocios turbios, quién diría que amasaba una fortuna ilegal amparado en su inviolabilidad. ¿Quién? 

¿Quién? Cualquiera que deducía desde hace más de veinte años unos cuantos trapicheos del rey. No lo de Corinna y el AVE saudí, que eso es más reciente; pero sí las comisiones por la venta de petróleo que siempre se le han atribuido, las inversiones ruinosas con dinero de amigos, su relación con ciertos pájaros que acabaron invariablemente condenados por corrupción, o el enorme patrimonio que nada tenía que ver con la asignación presupuestaria de la Casa Real.

¿Quién? Cualquiera que cuestionaba sus intrigas políticas en la Transición, su cuestionable papel en el 23F, sus amistades peligrosas, su afición al lujo o su ajetreada vida amorosa, y lo sabía en un tiempo en que no había redes sociales, ni blogs, ni Anonymous o Wikileaks, ni tantos medios independientes como tenemos hoy. 

www.eldiario.es/opinion/rey-no-podia-juan-carlos
Isaac Rosa
Que el rey se dedicó desde el comienzo de su reinado a actividades dudosas lo sabíamos los mindundis, pero nada sabían de ello los sucesivos gobiernos de la democracia, ni las cúpulas de los partidos, ni los servicios secretos, ni los cuerpos de seguridad, ni la judicatura, ni los propietarios, directores y periodistas estrella de los medios de comunicación, ni los grandes empresarios, ni los cortesanos habituales, ni los famosos que le reían la campechanía en actos oficiales, ni las personalidades que repetían que ellos no eran monárquicos sino juancarlistas; ni por supuesto lo sabía su familia, ni en ningún caso lo pudo saber su hijo y actual rey.

El 'corinavirus' vuelve a echar una mano al "emérito" y las portadas de los diarios de papel silencian una vez más los tejemanejes de Juan Carlos

El 'corinavirus' vuelve a echar una mano al "emérito" y las portadas de los diarios de papel silencian una vez más los tejemanejes de Juan Carlos


martes, 7 de julio de 2020

Lucia Lacarra hoy en el Arriaga

Es estos momento de volver, de reencontrarse, de sentir de nuevo la emoción del directo, Lucía Lacarra nos muestra su firme propósito de reencontrarse con la danza y con el público, y qué mejor que hacerlo con su partenaire Matthew Golding sobre el escenario del Teatro Arriaga.
Nuestra artista de danza más importante a nivel mundial, Lucía Lacarra junto con el bailarín y coreógrafo de gran prestigio internacional, Matthew Golding ofrecen imágenes de una belleza sublime a través de un precioso espectáculo que integra distintas piezas, conjugando músicas de Tchaikovski o Vivaldi, entre otros, con coreografías de Petipa o Edwaard Liang. 
El espectáculo cuenta con la interpretación musical en directo de Bilbao Sinfonietta. Un buen espectáculo al que si hay que ponerle alguna pega, quizás podría señalarse un "exceso" de vídeo durante la duración del mismo.

El amor de un rey medido en euros


San Fermín 2020 o este bicho es aun más peligroso.

En El Correo de hoy

lunes, 6 de julio de 2020

La Iglesia, el PP y el laicismo.

El luto por los muertos del coronavirus sigue siendo un motivo para que los carroñeros tengan "razones" para atacar al gobierno. En esta ocasión se han rasgado las vestiduras porque el Presidente no ha acudido a una cita religiosa y en cambio estaba realizando su trabajo con su colega del país vecino.

A veces parece que seguimos siendo un país de chichinabo, donde las sotanas intentan seguir creando tendencia y marcar las agendas de políticos y, si se les deja, de la sociedad en general, como antaño. 

Los obispos católicos y los dirigentes meapilas del PP no entienden ni asumen la aconfesionalidad constitucional del Estado y se creen que todo el mundo tiene que perder el culo ante cualquier convocatoria de carácter religioso, sin querer entender que el propio gobierno ya tiene convocada una cita aconfesional para conmemorar este luto, el 16 de este mes.

Deberíamos reconocer todos que tanto el Estado como la Iglesia pertenecen a dos órdenes institucionales diferentes, que no ejercen su mandato en el mismo nivel, aunque ambos ejercen autoridad, los primeros en toda la ciudadanía, los segundos en quienes voluntariamente quieran seguirles. 

Por todo ello, defiendo que el papel del presidente debe asegurar que todos tengan la libertad de creer y de no creer. Pido siempre el respeto absoluto y el compromiso con las leyes de este Estado de Derecho que se llama España. Y este respeto comienza con el respeto absoluto a la laicidad, ni más ni menos.

Feijóo y el tamaño de las siglas del PP en su campaña.




Atravesando Galicia de punta a punta, un visitante desconocedor de la política gallega local, observa que el territorio está en campaña, aunque sea simplemente por la cartelería que cuelga de las farolas del país.

En un resumen rápido solo observa la presencia de tres diferentes opciones, La Feijóo, El PS de Galicia y el BNG. La más numerosa, la "Feijóo", que siempre muestra la cara de un señor con dos eslóganes. "Galicia es mucho" y otro eslogan que estará muy estudiado, pero que a un votante medio puede resultarle hasta insultante por lo simple, engañabobos y poco preciso que resulta : "Galicia, Galicia, Galicia". Cualquiera podría estar de acuerdo y, evidentemente, no dice nada ni de educación ni de sanidad.

Hay que estar muy interesado en saber a qué partido representa para percatarse del tema. De los dos carteles solo en el que muestra la cara, a continuación de la palabra "Galicia", aparece el símbolo del PP. Por el tamaño de las siglas que adjunta más parece avergonzarse de las mismas, interés especial en ser solamente él el eje de la campaña y ganas de esconder lo que representan las dos "pes" quizás porque no simbolizan en este momento lo que le gustaría. En cualquier caso, significativo.

Arcoirisfobia


domingo, 5 de julio de 2020

MM-44-Martxa Motera. De Finisterre.a Sopelana Etapa 4ª y última de vuelta. Ahora ya de vuelta a casa en ... Sopelana.


10 días han pasado entre esta imagen y la del  día 1º

10 días y 2.369 Km. después

Ugaldebieta

Muskiz

Saltacaballo

Desde Cantabria con la vista en Euskadi. 

Laredo

Santander

Oruña


Esta señal me ha acompañado permanentemente en ambos recorridos.
En la ida, desde Roncesvalles a Finisterre por el Camino Francés.
A la vuelta, por el Camino de la Costa, desde Galicia hasta Euskadi.

Torrelavega

Bisontes del pasado con industrias del presente.

Santillana del Mar

Cobreces

Comillas

A la salida de San Vicente. Paisaje verde.

San Vicente de la Barquera

Llanes

Punta de La Dehesa

Sebreñu