Google+
El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca. -Kant-

martes, 28 de julio de 2020

No es momento de cuestionar la monarquía. Tiempo habrá.

elplural.com/no-es-momento-de-cuestionar-la-monarquia
Es cierto que nadie nos preguntó si queríamos recuperar la monarquía o preferíamos un régimen republicano. El monarca llegó por imposición del dictador Franco que antes de morir quiso dejar su sucesión bien atada y en la forma que le parecía más conveniente.

La Constitución salvó el escollo con la definición de monarquía parlamentaria, relegando al soberano a una jefatura de Estado representativa. Ahora cuesta entender la razón por la que España siga siendo un reino a todos los efectos, algo que en su momento se aceptó sin apenas discusión. En 1980 se jugaban otras cosas de mayor envergadura, como si conseguiríamos consolidar la democracia o superar el temor al ruido de sables que llegó a plasmarse en un intento de golpe militar. 

No hay duda de la dificultad que supone separar de la Corona “los casos de la familia Borbón”, pero también es cierto que no hay que mezclar a las personas con las instituciones y medir los tiempos de manera fría e inteligente. Habrá que reformar la Carta Magna y, probablemente, abordar un cambio de régimen, pero asegurándose previamente que la correlación de fuerzas es claramente republicana, algo que hoy no se puede asegurar. Lo contrario, solo sirve para generar confusión. No es momento de cuestionar la Monarquía. Tiempo habrá.