El que no tiene dudas, el que está seguro de todo,
es lo más parecido a un imbecil. (J.M. Caballero)
son los días que faltan, según Sanchez, para que el 70% de la población quede vacunada y así lograr la inmunidad de grupo.
Ánimo y responsabilidad

desde que Cataluña tiene un Presidente en funciones.
¿Tan difícil es para ERC soltarse de la sombra de Junts e intentar un Gobierno progresista para el país?

domingo, 20 de julio de 2008

De la isla de perejil a Irak

En el poco amable blog del autodenominado "Bilbaíno de Pro", de todo hay que leer en esta blogosfera democrática y plural", nos recuerda, y yo lo traigo a mi blog aunque bajo la sección de "¿humor?", que, en un acto de hostilidad sin precedentes, aunque probablemente con la simple pretensión de "tomar la temperatura" al Gobierno de Jose María Aznar, con vistas a Ceuta y Melilla, a mediados de julio de 2002, hace ahora seis años, "las tropas moras del sátrapa alauita (¡ojo!, ¡no confundir con la "guardia mora" de Franco!) se apropiaron militarmente del islote Perejil".

Seis días después, las Fuerzas Armadas Españolas, en una brillante acción militar, y sin disparar un solo tiro, recuperaron el islote, capturaron a los soldados marroquíes que custodiaban la posición y los repatriaron a través de una de nuestras ciudades autónomas.

El relato que hizo el Ministro de Defensa en una comparecencia parlamentaria el 17 de agosto, para dar cuenta de la operación, fue de una gran belleza épica, recuerden su "al alba", su "con viento de levante de 35 nudos", y estuvo lleno de información y de reconocimiento a los soldados que participaron en la gesta.

En el sexto aniversario de la operación militar española para recuperar el islote Perejil, nuestro reconocimiento a D. José María Aznar, Presidente del Gobierno, a D. Federico Trillo, Ministro de Defensa y a todos los profesionales de las Fuerzas Armadas Españolas que participaron en el hecho bélico.

Hasta aquí el comentario del "bilbaíno de pro". Desgraciadamente fueron muchos, bilbainos y no bilbainos los más, que le rieron las gracias a aquél impresentable presidente español, se lo creyo, se creció y nos metió posteriormente en "misiones internacionales" bastante mas serias, ilógicas, injustas e indefendibles.