Google+

domingo, 6 de enero de 2019

De "Magos", intermediarios y políticos. Otra escisión.

Los Reyes Magos de Oriente es el nombre por el que la tradición cristiana denomina a los «magos», en el Antiguo Oriente —denominación que recibían los sacerdotes eruditos, es decir los eternos intermediarios entre Dios y el resto, autonombrados y elegidos entre ellos, en el Antiguo Oriente—​ que, tras el supuesto nacimiento de Jesús de Nazaret, acudieron desde Oriente para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica.

Y esos intermediarios que hoy en día conocemos en nuestros entornos cristianos con la denominación de curas, obispos o cardenales, nacidos precisamente de la reorganización política e ideológica del imperio romano, esta misma semana y fruto de una división política, como cuando Enrique VIII de Inglaterra, vuelven a dividir religiones en relación al poder político del momento. 

Al poder ruso y al poder ucraniano, como al resto así lo han hecho a lo largo de la historia cristiana, les interesa controlar a los intermediadores divinos de sus territorios y si hay que escindir una religión, se hace y en paz.

Con Moscú y Constantinopla en rumbo de enfrentamiento, las demás Iglesias autocéfalas - entre ellas la griega, la serbia, la rumana, la búlgara, las de Chipre y Georgia, y las muy prestigiosas pero pequeñas de Alejandría, Jerusalén y Antioquía (para Siria), tendrán que ir eligiendo bando. Resultará curioso comprobar cómo se define cada una.

¡¡ Y con todas estas monsergas, cotidianas desde el Concilio de Nicea, el que inventó la actual Iglesia Católica allá por los inicios del s.IV, todavía algunas personas insisten en creer en este tipo de organizaciones !!