Google+

miércoles, 9 de enero de 2019

¿Quién coordinará a los coordinadores?

En este querido país de paisítos donde prima que cada "Territorio histórico" tenga sus propios chiringuitos y no falten "Directores coordinadores", aunque no tengan un carajo para coordinar, viene bien leer de vez en cuando artículos como el que adjunto de Ignacio Marco-Gardoqui hoy en Vocento. Retrata el país y la realidad de manera brillante:

Vaya por delante que mi valoración sobre el esquema de fomento y gestión del I+D en el País Vasco es muy positiva. Sobre todo cuando lo comparamos con las habituales en nuestro entorno. Pero, dicho eso, creo que es necesario añadir que, además de positiva, es manifiestamente perfectible. El Gobierno vasco ha decidido poner un poco de orden en la maraña de centros dedicados a esta noble e imprescindible actividad, de tal manera que aumente la coordinación y mejore su eficiencia operativa. No puedo estar más de acuerdo.

En este pequeño país hay ¡16 centros! dedicados al I+D y eso si sólo censamos a los que se amparan de alguna manera bajo el manto del Gobierno. ¿De verdad que alguien piensa que, dado el tamaño de nuestro PIB, la estructura productiva y nuestra extensión geográfica, necesitamos 16 centros más o menos públicos para gestionar nuestra innovación? Puede estar seguro de que no es así.

Está muy bien la idea de coordinar todos los esfuerzos, evitar duplicidades y maximizar rentabilidades. El objetivo de la nueva medida es loable, pero su materialización es deprimente. ¿Otro centro más para coordinar a los centros existentes? ¿Haremos luego nuevos centros de coordinación de los centros coordinadores? ¿Qué ha sido de iniciativas anteriores como Innobasque? Tenemos suficiente experiencia de que la creación de nuevos centros, sociedades públicas, etc, garantiza su perpetuación en los presupuestos y su consolidación como unidades de gasto y conflicto de competencias. No hay tanta experiencia en que hayan cumplido su función original.

Quizás tenga una mente demasiado simple, pero puesto a coordinar lo que debería haber estado coordinado desde el origen a mí se me ocurre que es mejor podar, fusionar y aglutinar organismos antes que crear nuevos entes. 

Por último, la idea de poner en Mendaro el nuevo centro, con sus inversiones de infraestructura, sus gastos de personal y de mantenimiento, etc, me parece muy original. Se ha aducido que está muy bien localizada en el centro del país. Un argumento de peso... si se tratara de situar al aeropuerto vasco, pero aquí no le veo tanto el sentido. Añadan a los nuevos costes, el transporte de los coordinadores asistentes a las reuniones de coordinación de los órganos coordinados. Seguro que todos comprarán los famosos chocolates de Mendaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario