sábado, 21 de noviembre de 2020

La pornocultura, esa que está centrada en calibrar a ver quién tiene la lengua más grande.

blogs.publico.es

Yo creo que para criticar con fundamento una ley de educación, es necesario aparentar al menos un poquito de educación. Y de eso nunca ha ido sobrada nuestra derechita mediática, callejera y parlamentaria.
Lo estamos viviendo estos días con la ley Celaá, que al parecer va a provocar que los niños de Badajoz y de Almería, dentro de muy pocos años, solo se puedan comunicar en vasco, catalán, gallego y bable. El español está en peligro. Si no detenemos a este gobierno judeomasónico, dentro de nada los 600 millones de hablantes del español que hay en el mundo no podrán volver a comunicar nunca con nadie.
Los mismos que defienden con tanto ahínco el español cuando no gobiernan, son los que recortan en educación y cultura, los que niegan la gratuidad de los libros de texto, los que se resisten a que los niños estudien historia más acá del falso mito don Pelayo.
Uno de los argumentos más divertidos que utiliza esta gentecilla es que el español se habla en todo el mundo y, por ejemplo, el gallego no. Es la pornocultura, centrada en calibrar a ver quién tiene la lengua más grande. Y las más grandes lenguas, incluso en el cunilingüis, solo son útiles si sabes utilizarlas. Y no es el caso de estos señores.

-> España se acuerda del Sahara
-> Marruecos se indigna
-> Permiso a las mafias
-> Invasión de inmigración ilegal
-> España se acojona
-> España se olvida del Sahara

El pasado 13 de noviembre Marruecos desplegó sus fuerzas armadas en el paso de El Guerguerat para detener el bloqueo que la población civil saharaui ejercía en la zona desde el 21 de octubre al tráfico de mercancías y personas. Este acto supuso una ruptura del alto el fuego vigente en la zona desde 1991.

En España se habla del tema, se comenta, se comenta, se denuncia y recordamos que a lo largo de los 45 años de duración del conflicto no es una circunstancia nueva que los hechos que se producen se lean y analicen al margen del derecho internacional y lo que es más importante, al margen de lo que los acuerdos entre las partes establecen. Denunciamos que Marruecos nunca ha querido solucionar el reconocido conflicto internacional.

Pero Marruecos no solo no piensa cumplir el Acuerdo. Cada vez que en España se recuerda que el conflicto no está cerrado, Marruecos se hace el indignado, recuerda que hay un acuerdo pesquero que se puede romper y, a la vez, guiña el ojo a las mafias de sus costas, como diciendo:
 "Chicos, durante unos días me haré el loco en las fronteras marinas, así que mandar al reino vecino a todos los que podáis".

Ante la invasión de pateras, España se acojona y vuelve a hacer la pelota al sultán marroquí para que el ambiente se relaje.

Y los saharauis refugiados vuelven a ser olvidados y arrinconados en la parte más dura del desierto argelino. Y aunque legalmente tengan todas las razones del mundo para enfadarse, indignarse y violentarse, la correlación de fuerzas les seguirá resultando manifiestamente en contra.


viernes, 20 de noviembre de 2020

Españoles, hoy ha sido un día como otro cualquiera y ese es el éxito de la Democracia.

 Tal día como hoy, Francisco Franco falleció y yo tuve una ilusionante semana de fiesta en la Uni.

Que Franco ha muerto lo anunció el presidente del gobierno, Arias Navarro, un hombre con cara de vampiro mesetario, cuyas lágrimas ni me conmovieron ni me dejaron de conmover. Sólo pensé que se abría un futuro mejor.

www.lavanguardia.com/opinion//espanoles-franco-ha-muerto.

El paso de los años aporta, se supone, objetividad y una visión histórica más equilibrada de todos los acontecimientos. Así suele ocurrir en todos los países, salvo en el nuestro, donde cuanto más tiempo pasa más confuso es el juicio de la historia y más complicado resulta admitir el franquismo como etapa histórica superada.

De Franco se dicen aún cosas y muchas dejan de lado los hechos más trascendentales.

El primero es que Franco y su bando ganaron la Guerra Civil. El dato, me temo, no tiene vuelta de hoja. Si en Alemania o Italia nunca han tenido problema con negar a Hitler y Mussolini, es porque ambos perdieron la guerra.

El segundo dato es que falleció en un hospital de Madrid por aquello de la edad, lo cual significa que gobernó desde 1939 a 1975 sin atisbar un solo día el exilio, a diferencia de tantos sátrapas del siglo XX.

Y el tercer dato es que más de un millón de ciudadanos viajaron a Madrid porque les dio la gana a despedir a su ídolo.

Hoy ha sido un día como otro cualquiera y ese es el éxito de una generación –anterior a la mía– que supo salir de aquella dictadura con una altura de miras y espíritu de reconciliación de los que carecen quienes no aceptan que las cosas son como son y no como les gustaría.

Era repugnante y bochornoso ver a las huestes del pimpollo Casado y el caudillo Abascal pedir libertad a gritos, con la cara desencajada.

Dos cosas han impactado esta semana en esa desagradable bronca del Congreso que ha montado nuestra bicéfala derecha, vociferante y grosera.

La primera es que sabíamos que se aprobaba una ley que ha nacido medio muerta, porque nunca, nunca, la aceptarán los ideólogos reaccionarios y sus obispos, ni quienes se lucran con grandes dineros en la enseñanza privada. Jamás dejará esa España devota de Frascuelo y de María que haya ciudadanos libres.

Por eso era repugnante y bochornoso ver a las huestes del pimpollo Casado y el caudillo Abascal pedir libertad a gritos, con la cara desencajada. ¿Ellos, los que siempre la han perseguido, exigen libertad? Será para sus misas y sus dineros. Eso sí: por ahora, ajo y agua.

cadenaser.com/programa/hoy_por_hoy=lomasvistoSER




jueves, 19 de noviembre de 2020

"Ayuso tiene la caradura de Aguirre, la prepotencia de Aznar, la chulería de Hernando, el intelecto de Botella y el delirio verbal de Rajoy"

Lo de Ayuso en esta pandemia pasará a la historia como el Gobierno regional más infame e irresponsable de nuestra historia reciente. 

No vamos a enumerar todas las que ha liado porque no acabaríamos, pero así por recordar, estaría el escándalo de las residencias, el escándalo de su apartamento de lujo, los menús a base de comida rápida para los escolares, lo de los colegios, lo de las PCR, lo de bajar los impuestos a los más ricos, las dimisiones internas de sus responsables de Sanidad, lo del nuevo hospital sin personal sanitario, etc ...

Creer en los datos de Ayuso nos remite
al significado exacto del verbo creer
y no es nada fácil otorgarle esa confianza.

No hay alianza más perversa que la que une la política tramposa con la desinformación interesada. Con una pandemia su peligrosidad puede ser letal. Y hay que mantenerse alerta por si el gato echa a correr como una liebre. De repente, la Comunidad de Madrid que ha venido siendo epicentro de la pandemia de coronavirus, con los peores registros de Europa incluso, registra una espectacular reducción de contagios, sin tomar medidas tan drásticas como otros lugares. Se habla ya del "milagro de Madrid" –cuidado con los milagros– y la prensa conservadora se lanza a publicitarlo como si fuera la hoja parroquial. La llamada "estrategia" de Ayuso ha sido, a tenor de lo que avanzan sus portavocías, mantener el pulso al Gobierno y evitar el parón total de la hostelería… Ayuso habría descubierto la cuadratura del círculo y dado una lección a toda España y al mundo que utiliza medidas más duras para contener al coronavirus, cuando funciona igual o mejor con todo abierto. Raro es desde luego.

www.eldiario.es/zona-critica

miércoles, 18 de noviembre de 2020

ETA, la única banda terrorista zombi de la historia.

ETA es, probablemente, la única banda terrorista zombi de la historia, ya que continúa aterrorizando después de muerta. En eso se parece bastante a The Walking Dead, una teleserie que sigue alimentándose de su propio cadáver desde hace cuatro o cinco temporadas. 
Sólo que a ETA quien le está haciendo el masaje cardíaco y la respiración boca a boca, intentando la reanimación asistida dos años largos después de su defunción, es la derecha en bloque, asustada ante un gobierno "comunista, indepe y venezolano". 
Temen que en los presupuestos generales del Estado vaya implícito un apartado dedicado al impuesto revolucionario y otro a los coches-bomba.
Sí, da bastante asco frivolizar sobre una banda terrorista con más de ochocientos muertos a sus espaldas y un océano de dolor, de miedo y de desdicha. Sin embargo, es lo que llevan haciendo el PP y Vox desde hace tres semanas.

Según ellos, en España solo pasa página
el "que se cree" dueño del libro.

 


martes, 17 de noviembre de 2020

Rectificar y acertar a veces son conceptos sinónimos.

Sí, a veces es cierto, es cierto que a veces rectificar significa acertar, aunque sea tarde. Es lo que en mi humilde opinión le viene ocurriendo a la la llamada izquierda Abertzale, hoy bajo las siglas, Bildu-Sortu o Sortu-Bildu. Rectificar y acertar a veces son conceptos sinónimos. 

Jamás tuvieron a bien ver, al menos en sus parámetros políticos, salvo excepción, ir a Madrid a hacer política. **

Años más tarde, siempre tarde pero descarados, rectificaron y decidieron en una mezcla de cordura y habilidad, conveniencia y convicción, la asunción práctica de la legalidad vigente y de los principios de la política española, sí sí española. Y así, los detractores de leyes españolas las comenzaron a acatar, incluida la llamada Ley de Partidos y la de banderas y del cupo y de un largo etc etc. 

Sí, es de sabios rectificar, pero ello no implica que el mundo deba pararse y arrancar a su ritmo. Quienes en su bucle del pasado repartían avales de buenos abertzales teorizan ahora sin ningún rubor sobre oportunidades históricas, antes no ahora sí, y están entusiasmados y prestos a colaborar con el Gobierno de España para el cambio político en España.

Estos días las palabras y argumentaciones explicativas de su rectificación de 180 grados en boca de los responsables de EHBildu, Arnaldo Oregi, Arkaitz Rodríguez y Oscar Matute tanto en Madrid como en Euskadi, producen sonrojo e insultan  a la hemeroteca más reciente.

¿Y qué es eso de en España sí, en Navarra lo más seguro que también, y en la CAPV parece que no? 

+ + + + + ++++++ + + + + + + +
**  Y a los que defendíamos ir y participar activamente en todos los cauces democráticos nos insultaban y llamaban "mamporreros". ¡Ja!
Cuando el tonto escupe al cielo sin tener en cuenta la fuerza de la gravedad, pasa lo que pasa.
En cualquier caso, bienvenidos a la arena política.
Me encanta ver babear de rabia a los del PP cuando Bildu hace política.
Les quedan todavía rectificaciones y, consecuentemente en su caso,
 aciertos que seguirán siendo noticia.
A mojarse y a mancharse.
¡¡ Ánimo y adelante !!

Las batallas de la política con excusa lingüística suelen ser miserables:
apelan a sentimientos profundos,
elevan anécdotas a categoría
y se empeñan en dividir a la ciudadanía

 Las batallas de la política con excusa lingüística suelen ser miserables. Porque apelan, muchas veces frívolamente, a sentimientos profundos, elevan anécdotas a categoría y se empeñan en dividir a la ciudadanía.

Pero también porque distorsionan la realidad. La convivencia de lenguas en la democracia española es un éxito. Y en el caso que absorbe más polémicas periódicas, el catalán, nunca como hoy más personas han hablado y escrito en este idioma; nunca su lengua gozó de mayor prestigio; nunca la escuela fue más exitosa en brindarlo a todos sus usuarios, y nunca los escolares catalanes mostraron mejor dominio que sus pares en el manejo del castellano.

Tanto la desaparición o decadencia del castellano en Cataluña como la tendencia irreversible a la desaparición del catalán son ficción sin apoyatura de datos. Ambas expansiones funcionan sin menoscabo mutuo, y ambos idiomas son ganadores.

Todo admite mejora. Pero nada desde la inquina, el menosprecio, la ignorancia o el síndrome de superioridad.

Varios niños de tres años en una clase de catalán de un colegio público de Barcelona.
(C)CARLES RIBAS / Artículo de XAVIER VIDAL-FOLCH
elpais.com/opinión/visca-el-catala

lunes, 16 de noviembre de 2020

Siempre es momento para un Regoyos

 Como cambian las opiniones de los partidos en función de su ubicación en el gobierno o en la oposición.
Recuerdo que cuando se apostó por el Guggenheim, toda la oposición se manifestó en contra y lo consideraba un dispendio en momentos de crisis económica como aquella.
¿Qué grave error!

Estos días en Durango, y a escala solo de un cuadro, el debate se ha manifestado parecido, solo que las siglas cambiaban. Bildu en el gobierno, los demás en la oposición.

¡Qué difícil es acordar apuestas en cultura!, sea época de vacas flacas o gordas. Da igual.


Las grietas en la familia socialista,
el acuerdo con Bildu,
y la España plural.

Nos recuerda hoy Iñaki Gabilondo en su comentario diario, que la familia socialista está agrietada por el apoyo de Bildu a los presupuestos. No es el único, pero sí el más sensible de los puntos de fricción que desde hace tiempo enfrenta a importantes barones con Pedro Sánchez y en el que intervienen sin voto pero con mucha voz, las grandes glorias del partido con Felipe González y Alfonso Guerra a la cabeza. Minutos más tarde ha salido este último en La 1 y ha corroborado su postura recelosa ante el actual gobierno.

Es un secreto muy poco secreto que Pedro Sánchez despierta reticencias severas en sus filas, menos en las bases que en las alturas desde su accidentado ascenso a la cúpula del PSOE. Reticencias que se agravaron con el acuerdo de coalición con Podemos y que ahora alcanza su cenit a cuenta de Bildu.

Como ya me he manifestado en torno a este tema en el pasado, me limitaré ahora a recordar una vez más los cientos de veces que todos ustedes y yo y todos los partidos de izquierdas y de derechas llamamos a la izquierda abertzale a dar la espalda a la violencia y sumarse a la vida democrática defendiendo sus ideas en el Parlamento. También González, también Guerra. Todos, repito, era casi un lugar común, se repetía sistemáticamente.

Ya de paso podríamos 
acabar con el disparate de asociar acercamiento de presos con incumplimiento de condenas. Recordar que lo autoriza la legislación penitenciaria vigente y que todos los presidentes lo hicieron. También Aznar. Y lo que es más gordo, mientras arreciaba el terrorismo.

La actual composición de la Cámara refleja una heterogeneidad que a muchos incómoda y que se soporta a duras penas entre ultraderechistas ultra izquierdistas, independentistas y nacionalistas sospechosos. Suman más de un tercio de la cámara y nos está costando entender que nuestro país es así. Y o bien aceptamos esta complejidad, y me incluyo por lo que respecta a Vox, y aprendemos a gestionarla, o mejor será que nos dejemos de rodeos y decretamos la obligatoriedad del bipartidismo, o que clasificamos a los partidos en varias categorías como en el fútbol y sólo otorgamos la capacidad plena de acción parlamentaria a los representantes de la Primera División y al resto capacidad limitada acudir a los plenos y aplaudir. 

Del teatro al restaurante y viceversa

En Bilbao, en el Arriaga, el teatro es para un espectador como una farmacia a la que acude en busca de analgésico cuando las cosas van mal dadas. En el teatro encuentra siempre consuelo y medicina. Y, en estos días, resulta, no solo necesario, sino casi imprescindible. 

Desde este sector lamentan la inactividad forzosa, con el consiguiente añadido de pérdida de ingresos, sueldos, puestos de trabajo, etc., y se olvidan de que también los espectadores somos los damnificados. Ellos se quedan sin gesto, sin máscara, sin voz. Nosotros, sin espejo. Sin la posibilidad del reconocimiento en el otro, que es fundamental para el conocimiento de uno mismo.

Y qué decir del cierre obligado de bares y restaurantes. Cuántos proyectos de vida en común, cuántas grandes ideas, cuantos contratos decisivos, cuantos libros de éxito no habrán nacido en la mesa de un café. Cuántas ideas de peso no se debaten en cada tertulia. Cuánta locura controlada no habrá salido de una larga y regada sobremesa. 

 Y de nada sirve, frente a esto, el moderno 'take away': nadie puede llevarse a casa dos raciones de charla en compañía  o cuarto y mitad de risas compartidas.

 Hoy en día, en un restaurante, los únicos que comen son los gastos fijos ineludibles. Y el único combinado a servir es el de la preocupación, la tristeza y el miedo.

Nos queda, a todos, la esperanza, claro. Y nos salva, el optimismo (cada vez más chico, cada vez más débil, cada vez más frágil).

domingo, 15 de noviembre de 2020

"Viejo amigo Cicerón", en el Arriaga

 Grandes nombres de la escena como Ernesto Caballero (autor), Mario Gas (director) y José María Pou (actor) desarrollan esta obra centrada en la figura del célebre orador romano, protagonista de las intensas luchas y las violentas transformaciones acaecidas en el siglo primero anterior a nuestra era. Pou como Cicerón personifica la integridad moral de quien mantiene la coherencia de sus convicciones políticas aún en las más adversas circunstancias.

Marco Tulio Cicerón se nos presenta como un político excepcional en un mundo de mezquinas ambiciones, deslealtades y componendas tan propias de la vida pública desde entonces. Además, la propuesta participa de características propias del mundo actual, tan inquietantemente similar al que vivió Cicerón.

Gran interpretación en una obra con un gran texto.

La imposible RASD condenada a lanzarse a morir matando.

El secretario general del Frente Polisario y presidente de la República
Árabe 
Saharaui Democrática  (RASD), Brahim Gali, anunció este sábado que considera roto el alto el fuego firmado con Marruecos.

Es seguro que desde su posicionamiento político no le falten razones para mantener esta nueva actitud y se ha impuesto un toque de queda en los campamentos de refugiados levantados hace 45 años en la región argelina de Tindouf, en la que malviven más de 250.000 personas, y en los denominados "territorios liberados".

Gali argumentó, asimismo, que el hecho de que la acción militar se produjera en vísperas de los contactos entre el Secretario General de la ONU y el Frente POLISARIO, que estaban programados para hoy, demuestra claramente la intención de Marruecos de abortar los esfuerzos de la ONU en el territorio.

Es cierto que si no hay guerra y, consecuentemente, dolor y muerte, dejen de ser noticia en la prensa europea, pero no es menos cierto que la correlación de fuerzas militares esta claramente a favor del reino alauita.

Difícil y bloqueada solución.


Frente a la necesidad de racionalidad y ciencia ante la pandemia, la Iglesia Católica propone más misticismo y más fe ¡Vamos p’atrás!

 Hoy en día, con la Iglesia CAR seguimos topando.

El acto multitudinario de beatificación celebrado en la Sagrada Familia de Barcelona así lo demuestra. Cien años después estamos en las mismas.

Una de las primeras conclusiones de la gripe del 18 y que vale para la actualidad es que muchas ciudades no quisieron anular festejos o conmemoraciones, mientras la Iglesia Católica continuó con sus prédicas en iglesias y lugares de culto cerrados. El obispo de Zamora y el de Valladolid, entre otros, organizaban misas multitudinarias para rogar a los santos que extinguieran la gripe, bajo amenaza de excomunión a las autoridades si las prohibían. 

El diario ABC, ese que hoy en día aplaude con las orejas a Ayuso, en mayo de 1918 escribía: "De este fuego bíblico que ha venido a torturar a todo Madrid y cuyas chispas ya empiezan a producir efectos en otras ciudades no se salva nadie".

Por lo visto, no avanzamos y seguimos topando con los mismos muros mentales.